Comparte este artículo

Los Ángeles lo ha vuelto a hacer. Diseño para los Juegos Olímpicos 2028

Por:
02/09/20
Comentarios:

¿Qué pasaría si recibieras una llamada para colaborar con las creatividades en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles para 2028? Esa sensación es la que debió tener el diseñador Steve Harrington, pero también famosos de Hollywood como Billie Eilish, un chef, un artista del mundo del tatuaje y la conocida protagonista de Sweet Home Alabama, Reese Witherspoon. 

El objetivo es posicionar a la ciudad de Los Ángeles como un espacio para todos y donde todos tienen cabida. Y la mejor forma de hacerlo, según la campeona olímpica y ejecutiva Janet Evans, es aportando múltiples voces a la historia. 

 

 

 

De ciudad creativa a una marca que inspira

Teniendo en cuenta que el diseño en los Juegos Olímpicos juega un papel más conservador (o, al menos, en su preparación), parece que la iniciativa de esta ciudad estadounidense empieza a transgredir el design thinking. Y lo decimos porque, la “A” del logotipo tendrá 26 versiones, cada una creada por una personalidad diferente que no tiene por qué ser diseñadora.

 

Los conceptos alrededor de los diferentes diseños han sido tan diferentes como sus integrantes. Entre ellos, destaca la igualdad, la diversidad, la tradición de una ciudad que bombea deporte, la libertad y la internacionalidad. 

 

Un proceso creativo flexible: de atletas a outsiders

Uno de los esquemas más repetidos en los diversos logotipos de ciudades olímpicas era mostrar diversidad a través de un patrón de colores diverso. Los Ángeles huye de este recurso para dar voz a su comunidad. Iconos como Bobby Hundreds, Chaz Bojórquez, Alex Morgan, Steven Harrington, Billie Eilish o Alex Israel entre otros, muestran en vídeos cortos de 1 minuto su implicación con el proyecto y su perspectiva de Los Ángeles.

 

 

 

 

 

 

 

 

Eso sí: no hay que olvidar la labor de los profesionales de diseño que, detrás de atletas, han ayudado a proyectar los conceptos que querían transmitir en diseños dinámicos y flexibles en esta era digital. 

 

Más de 30 años no pasan en balde

El logotipo de Los Ángeles de 1984 contaba una historia muy distinta a la que conocemos hoy. Tres grandes estrellas presidían los colores de la nación. Sorprende ver cómo el peso del país ha ido decreciendo en los últimos años a favor de explicar otros conceptos menos evidentes. En un mundo hiperconectado y global como el actual, no se hace tan necesario reforzar códigos de nación o de ciudad que ya son conocidos por todos y sí contar historias que trascienden lo conocido. 

 

"Luchamos durante un tiempo con esta tensión entre los emblemas tradicionales de todos los deportes, que son estáticos, y L.A., que es una ciudad dinámica y cambiante", comenta Wassermann, presidente de los Juegos Olímpicos de Los Ángeles. "Cuando le preguntes a la gente qué representa Los Ángeles para ellos, obtienes muchas respuestas"

¿Tienes algún diseño favorito? ¿Qué piensas sobre la iniciativa?

 

 

 

 

Tipo: 
Sector: 
Síguenos