Comparte este artículo

La revista Advertising Age cambia de nombre y renueva totalmente su imagen

Imagen de lfernandez
27/02/18
Comentarios:

Los medios de comunicación han hecho grandes esfuerzos por sobrevivir en la era de internet. Algunos no lo han conseguido y otros, han invertido muchos recursos en reinventarse para acercarse a nuevas audiencias y adaptarse a nuevas plataformas. Por eso, es tan habitual encontrar casos de rebranding en este sector. Un sector que ha cambiado mucho en poco tiempo y que obliga a buscar nuevos objetivos, incluso a una mega corporación de la comunicación como es AdAge de la que hace unos meses conocimos su nuevo nombre e identidad. El proyecto ha sido desarrollado por el equipo de OCD.

¿Por qué este rebranding?

AdAge nació en 1930 bajo el nombre de Advertising Age. En origen era un periódico pero hoy es una gran plataforma que forma parte del grupo Crain Communications y que centra su actividad en promover información sobre "creatividad, análisis de información, gente, cultura e innovación". Sus cifras son envidiables: publica 24 números al año, tiene más de 60.000 suscriptores y su presencia online le deja más de 2,4 millones de visitantes. Lo que en origen se concibió como una simple publicación, con el tiempo se ha convertido en una marca que ya es un referente y que se construye con una voz propia y un enfoque claro.   

Antes

Después

Josh Golden explica que AdAge "es una marca, no una revista" y éste es precisamente el objetivo del rebranding: comunicar su envergadura más allá de la revista original y presentarse como un medio de comunicación con vida offline y online. Y, dado que el principal objetivo del proyecto ha sido marcar un antes y un después, el cambio de nombre era necesario ya que da visibilidad a su nueva etapa. AdAge es breve y conciso alineándose con el estilo de comunicación en las redes y en el mundo conectado.

Anteriores portadas

Inspiración en el original

La tipografía del nuevo logotipo se inspira en la marca original de 1930. La reinterpretación de la tipografía Kabel, un trabajo del diseñador Tobias Frere-Jones, aporta solidez y visibilidad al nuevo diseño. La forma de la inicial A y de la g le otorgan una personalidad especial que, sin duda, supone una mejora respecto al logotipo anterior. 

Además, la nueva marca nace con un espíritu flexible en oposición a la rigidez de la anterior. El hecho de que pueda colocarse en posición vertical o romperse en dos, le otorga dinamismo sin perder reconocimiento. 

Un sistema y 17 colores

Desde OCD explican que, para desarrollar el sistema visual, buscaron recursos de aplicación sencilla que, en sus múltiples variaciones, siempre se asociara con la marca. Para ello, desarrollaron un sistema de bandas de color que adoptan múltiples tonalidades gracias a la implementación de una paleta de 17 colores. La constante variación del ancho de las bandas y la combinación de esa amplia paleta, permite realizar composiciones de aspecto similar pero nunca iguales. Tal y como explican sus diseñadores "la publicidad se mueve rápido y las noticias aún más" así que este planteamiento gráfico recoge el entorno cambiante en el que vive la marca. 

Otro de los aspectos en los que hace hincapié el nuevo estilo visual es en las tipografías, un elemento importante para AdAge dado que sus orígenes están en la prensa escrita. Se han acotado tres tipografías corporativas que van desde una sans serif para pantalla a dos serif para las aplicaciones impresas.

El lugar más visible y donde más se disfruta del cambio de la identidad es en la revista AdAge que presenta un nuevo diseño mucho más atractivo con una nueva maquetación y un nuevo planteamiento de portadas. También se han implementado los nuevos recursos en todo tipo de piezas tanto online como offline. 

Arquitectura de marca y baseline

Si con este nuevo planteamiento AdAge pasa a tener entidad de marca es lógico que también se haya definido su arquitectura. En este sentido, OCD ha planteado y desarrollado una arquitectura monolítica que se divide en tres niveles. En el primero aparecen las marcas de AdAge relativas a la creatividad y la información. El segundo, las relativas a eventos y premios y, en el tercero quedan todas las demás. 

En este caso, el planteamiento de una arquitectura de marca monolítica permite agrupar todos los contenidos, por muy diversos que sean, bajo una misma marca madre lo que, a su vez, la potencia y la hace crecer con fortaleza. 

Por otra parte, la nueva marca se acompaña del baseline "Important to Important People". Cuando los creativos de OCD buscaban una frase que definiera a la marca, encontraron en una revista los años 30 esta frase y la adoptaron por estar aún vigente, ya que sigue siendo la publicación que leen las personas "más influyentes, los que toman decisiones y los disruptores de los ámbitos del marketing y la comunicación".

La nueva etapa de AdAge

Wendy Clark, Presidenta y CEO de DDB Worldwide afirma que "si la publicación es más vibrante, la industria es más vibrante". Y es así. Si los medios de comunicación se reinventan también deben hacerlo sus identidades para dar visibilidad al nuevo paradigma que se vive en todo lo referente a la comunicación y para comunicar a las audiencias que este es un sector en continuo movimiento. En este sentido, AdAge se ha rediseñado para vivir una nueva etapa con un estilo mucho más desenfadado. La flexibilidad que le confiere los nuevos recursos era necesaria y la falta de complejidad hace que este nuevo sistema se acople a las necesidades de la plataforma. 

 

Visto en Brand New

Tipo: 
Tipografia: 
Agencia: 
Síguenos