Casos y actualidad

Total estrena logo y denominación: TotalEnergies

Brandemia_
Publicado el: 31-05-2021

La compañía francesa Total se suma a los movimientos de rebranding que experimenta del sector de las petroquímicas e hidrocarburos. Desde ahora, Total cambia de denominación y pasa a ser TotalEnergies, un giro en su nomenclatura que llega acompañado de un cambio de logo, según anunciaba Patrick Pouyanne, director ejecutivo de Total, el pasado viernes 28 de mayo en la junta general de accionistas.

La intención de este doble viraje, es clara: un cambio de identidad que permita a la marca posicionarse en el terreno de la sostenibilidad.

Desde sus orígenes hasta hoy, el logo de Total ha sido renovado en repetidas ocasiones, si bien en esas actualizaciones, la compañía siempre había mantenido su nombre, Total. Con esta última renovación, Total no solo cambia la identidad visual vigente desde 2003 hasta hoy, sino que da un giro de estrategia de marca.

El logo

El nuevo logotipo llega completamente renovado. El símbolo anterior en forma de globo compuesto los colores naranja, azul y rojo desaparece. El nuevo símbolo está formado por las iniciales de la T y la E de TotalEnergies, en una tipografía enlazada, con aspecto naif y que simula estar trazada a mano.

El nombre

Total pasa a ser TotalEnergies. Ahora en plural, un dato a destacar. Y es que, mediante este giro, la compañía quiere descentralizar su referencia hacia el petróleo y los combustibles fósiles, para abrir el marco hacia otras energías: gas natural, electricidad, hidrógeno, biomasa, eólica, solar…

Los colores

La paleta cromática también queda ampliada en relación con este cambio energético ‘más sostenible’. Así, el rebranding de Total incluye 7 colores —tantos como energías representa—.

Esta nueva paleta cromática de TotalEnergies pasa progresivamente de un color a otro para hacer referencia a esa transformación. En este juego de colores, encontramos dos aspectos significativos:

El primer detalle es que el característico rojo y el azul más históricos, que representan el petróleo y el gas natural, respectivamente, son los dos colores que tienen especial peso.

Y el segundo punto a resaltar es que todo cobra un aspecto muy arcoíris, muy en línea con lo que está sucediendo con otras petroquímicas como AES y Exolum.

La nueva marca ya está visible en redes sociales y en la web, pero todo apunta que la transición para ver las aplicaciones del rebranding va a ser paulatina.

Presión verde en el terreno del branding

Las grandes empresas energéticas se ven sometidas a una presión cada vez mayor para adaptarse a un mundo con bajas emisiones de carbono. Ahora faltará ver si es un cambio de estrategia y de acción real o solo campaña de greenwashing.

Dos datos para cerrar:

Hace escasos días, la Justicia de los Países Bajos ha rechazado por insuficiente el compromiso de Shell para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero en un 20 por ciento en 10 años y bajarlos a “cero” en 2050 (la misma promesa que Total Energies). Y finalmente, el tribunal holandés ha ordenado reducir las emisiones en un 45 por ciento antes de 2030.

En paralelo al juicio de Shell en Europa, en Estados Unidos, un grupo de “accionistas activistas” logró destituir a dos miembros históricos de la junta de ExxonMobil.

Posiblemente, en breve veremos nuevos rebrandings energéticos. ¿Cuál será la siguiente en renovar su imagen?

Categorizado en

Brandemia despega con más contenidos y muchas novedades

Posts relacionados