Casos y actualidad

Se presenta la nueva marca turística de Palma de Mallorca

Modesto García
08 Abr 2012 · 2 min read

Ayer por la mañana se presentó la nueva marca turística de Palma de Mallorca. Esta nueva imagen gráfica surge de un concurso puesto en marcha por el Ayuntamiento de Palma con el objetivo de posicionar la ciudad adecuadamente, de manera atractiva y competitiva.

Al certamen se presentaron 308 proyectos de todo el mundo, y fueron valorados por un jurado formado por miembros del Consejo Rector y del Consejo Asesor de Promoción del IMTUR (Instituto Municipal de Turismo), por personal del mismo IMTUR y la responsable de diseño gráfico de la Escuela Superior de Diseño de Baleares.

El proyecto ganador ha sido realizado por “The Atomic Idea” (www.theatomicidea.com), una agencia de Palma de Mallorca.

La marca nos presenta un logotipo cuyo principal rasgo característico es la forma de corazón que surge de la letra M de “Palma”. Esta forma de corazón se dibuja con trazo desenfadado y con textura de carmín. Según sus creadores, con estos recursos se pretende transmitir “la pasión que despierta Palma”.

Se ha pretendido crear una marca que identifique a Palma de Mallorca como un destino turístico diferente al sol y la playa, que se pueda asociar a cultura, gastronomía, congresos, golf etc.

Los criterios que el jurado ha valorado a la hora de considerar esta propuesta como ganadora, han sido:
Diseño: atractivo, original, claro.
Valor: artístico comunicativo, simbólico.
Identidad: inspiración en los valores, y recursos de la ciudad, así como en las emociones, y sentimientos que ésta transmite.
Versatilidad: adaptable a objetos y espacios, manteniendo una unidad de imagen.
Adaptación: convivencia con otros logos, principalmente el del Ajuntament de Palma.

Esta identidad queda reforzada por un Tagline “Passion for Enjoying”, que se adapta a las distintas áreas turísticas de la ciudad “passion for Gastronomy”, “Passion for Shopping”…

Huyendo del tópico del sol y la playa, lo que se ha conseguido realmente es un símbolo neutro y carente de contenido, básicamente un dibujo bonito que impregnará las distintas rutas turísticas, sin transmitir ningún tipo de valor real.

Además, se pretende identificar la ciudad con uno de los símbolos más universales y más utilizados del mundo: el corazón. Se me ocurren pocos elementos menos originales y distintivos.

Pero uno de los fallos más grandes que precibo en esta identidad es la tipografía del logotipo. Se ha pretendido reflejar un aire humano con un supuesto trazo a mano alzada pero se ha cometido el imperdonable error de utilizar una tipografía de estilo caligráfico. Podemos observar como todas las “a” son iguales, así como las “L”.

Por último, creo que habría que destacar los aspectos cromáticos. Se ha seleccionado una gama de colores poco elaborada, poco atractiva en conjunto. Además, en el logotipo, el negro domina toda la composición, perdiéndose bastante los conceptos de alegría y pasión.

En definitiva, otra oportunidad perdida.

Categorizado en:

Tipos:
Etiquetas:

Participa en el primer barómetro del estado del branding de Brandemia

Posts relacionados