Comparte este artículo

Otro escudo futbolístico que cambia: el Inter de Milán se viste de logotipo

25/01/21
Comentarios:

Actualización del 30/03/2021

Como ya avanzamos en Brandemia, los rumores sobre el Inter se vuelven realidad: La marca renueva su escudo de forma oficial para abrirlo al mundo. La nueva identidad conserva trazos del pasado, pero se despide de la "F" de "Fútbol club" para dotar de fuerza al concepto de "Internacionalidad" y "Milán". Recordemos que el fútbol ya no es "sólo" fútbol. 

 

La gama cromática también ha cambiado o, mejor dicho, evolucionado. El negro toma protagonismo con un azul más eléctrico, que recuerda al escudo anterior sin una transformación drástica. En relación a la tipografía, vemos una disposición más estilizada, con la "I" en el centro y unos trazos que favorecen el círculo en el que se encuentran las iniciales del Inter, ahora más simplificadas y minimalistas y sin los 3 círculos de color del escudo original. 

Una apuesta que favorece la visibilidad, la legibilidad y la aplicación del escudo en múltiples plataformas. Alessandro Antonello, consejero delegado del Inter, ya lo anticipaba: la nueva identidad debía honrar a la historia del Inter sin cambiar de nombre ni perder la esencia. Y vaya si lo ha conseguido.

 

 

 

Actualización del 01/02/2021

El fútbol quiere ser algo más que fútbol. Y esto está generando cambios en muchas marcas del sector. Lo intentó el FC Barcelona quitando las siglas FCB con un trabajo de la agencia SUMMA, pero la masa social de socios se amotinó y el club tuvo que anular el paso. Lo hizo la Juventus cuando conectó con el imaginario visual turinés de moda, nieve y estilo de vida. Y estos días vemos que LaLiga ficha al streamer Ibai Llanos para conectar con una generación que no ve el fútbol. 

Cada vez vamos más hacia ahí. A transformar el terreno de juego en entretenimiento global. A conectar con estilos de vida diversos que seguro, se salen del césped y se convierten en actitudes.

Tras algunas filtraciones y trabajos especulativos que han dado para más de un debate y algún que otro “fe de erratas”, tenemos un avance del nuevo escudo del Inter de Milán, que precede a un cambio de identidad completo que veremos el mes que viene. Esta vez sí. Te resumimos este primer vistazo en un titular: aunque propone novedades y ciertos riesgos, es más continuista de lo que parecía.

Vemos un cambio en tres líneas. Por una parte se recupera un elemento presente hasta 2007: la estrella, que simboliza que el club ha ganado como mínimo diez títulos de Serie A. Es un elemento con muchas idas y venidas y algo de inconsistencia. Estaba en 1988, en la versión de 1998 se retiró, y se recuperó en 2007 para volver a retirarlo en 2014. Hasta hoy.

Además vemos que se simplifica el interior. El nuevo logotipo -porque es más un escudo que un logotipo- mantiene las siglas IM en su mínima expresión pero desaparecen la 'F' y la 'C' de 'Football Club'. Hay mucho de técnico aquí, ya que facilita la reducción y su expresividad en canales digitales.

Por último, y aquí sí que observamos cambio y anticipamos curvas, el Inter resta protagonismo al color azul y pasa a habitar un universo donde los colores predominantes son el negro y el dorado. O el dorado y el negro. Una versión más simplificada y “flat”, al estilo de muchos otros rebrandings que hemos visto recientemente. No nos imaginamos una camiseta sin el negro o el azul, pero nos preguntamos hasta dónde llevarán este nuevo planteamiento en piezas de comunicación.

Como comentamos, hasta marzo no veremos la nueva identidad del Inter al completo. Mucho se ha hablado del alcance del cambio. El consejero delegado del Inter, Alessandro Antonello, salió al paso de los rumores sentenciando que el equipo no cambiará de nombre. Y abrió la puerta a novedades "basadas en la historia del Inter".

En cualquier caso, el Inter de Milán se convierte en otro club deportivo que quiere hablar de más cosas que de 11 jugadores y una pelota. Buena señal. Necesaria, en estos tiempos de entretenimiento y contenidos. Un ejercicio que sigue la estela de lo que hizo en 2017 la Juventus. 

Nos parece un ejercicio correcto y necesario desde lo técnico: un logotipo más sintético, anguloso y directo, capaz de expresarse bien en cualquier entorno, desde una camiseta a un perfil en redes sociales. Hasta dónde lo lleven para traducirlo en nuevas oportunidades de negocio, lo seguiremos con atención. Los propietarios chinos del club creen que facilitará seducir a nuevos inversores. Y, atención, el cambio coincidirá con el cambio de su histórico sponsor, que dejará de ser Pirelli.

Veremos si en este caso la pelota entra en la portería.