Tu newsletter
El newsletter semanal de los branders que quieren saber sobre branding
Tu newsletter
El newsletter semanal de los branders que quieren saber sobre branding
Lo quiero en mi buzón
Bocetos y desarrollo de ideas

Optus, la segunda telco australiana, vuelve a renovar su identidad después de 3 años

Josep Palau

Publicado el 20/07/2016 - Actualizado al 16/04/2024 · 2 min read

¿Cuándo hay que cambiar?

De lo que sea: de zapatos, de lugar de vacaciones, de médico de cabecera, de coche, de lentes, de casa, de trabajo, de pareja… No hay recetas fáciles para la vida ni tampoco las hay para el branding corporativo. Los que nos dedicamos a ello (a la identidad corporativa) solemos predicar que una marca está hecha para durar muchos años, que debe realizarse con cuidado y precisión quirúrgica, que hay que invertir recursos sabiamente y que hay que sembrar para cultivar a largo plazo.

No obstante y por muy impecablemente realizada que esté una marca corporativa, hay momentos en los que el cambio es necesario, o se intuye necesario; es una cuestión de sensaciones adecuadamente fundamentadas y contrastadas. Es el caso de Optus, el segundo mayor proveedor de telecomunicaciones en Australia, que ofrece telefonía móvil, fija y servicios de banda ancha a consumidores y empresas. Ha vuelto a renovar su identidad tan solo tres años después de haberla cambiado.

optus_2016_logo.jpg

Hicimos eco de ese cambio en Brandemia, liderado por la agencia australiana RE: y de la agencia M&C Saatchi. Entonces incorporaron una tipografía diseñada para la marca por Mathieu Reger, de Typofonderie, y un personaje amarillo para acompañar las comunicaciones, creado por Marco Palmieri.

optus_logo_antes.jpg

Antes

optus_logo_despues.jpg

Después

La nueva identidad ha trasladado el nombre de marca al fondo –Optus, escrito en mayúsculas, con reducida personalidad tipográfica y muy institucionalizado, demasiado tal vez– para poder elevar el mensaje de la marca ‘Yes’ al primer plano, disociado del logotipo y con todos los recursos de comunicación a su alcance. La estrategia no es nueva pues, en 1992, Optus introdujo su promesa de marca ‘Yes’, aunque con el tiempo había perdido significado y tamaño en las comunicaciones, especialmente en el rediseño lanzado en 2013. 

optus_2016_yes.jpg

Dicen en RE:, también autores de este nuevo cambio: “ahora, en lugar de administrar gigabytes, hemos decidido entregar ‘momentos yes’ a los clientes, esos momentos de la vida que te hacen sentir vivo y entusiasmado. […] El ‘Yes’ representa la voz del cliente, es libre, lúdico y expresivo.”

optus_2016_05.jpg

optus_2016_08.jpg

Detrás de este idealismo hay acciones concretas. Las telcos se acercan a las emisoras de TV y las fronteras se diluyen. Por ejemplo, para competir con Telstra –el líder del mercado australiano–, Optus ha integrado en sus servicios a Netflix y ha comprado los derechos exclusivos de la Liga Premier Inglesa; también ha lanzado Yes TV, en alianza con Fetch TV, especialistas en televisión por internet.

También han incorporado acciones concretas en el ‘Yes’, de hecho, lo han terminado animando. Son justamente estas animaciones las que dotan a la marca de la nueva y deseable personalidad humanizada y juguetona. Creo que están admirablemente bien ejecutadas, de lo mejor que he visto aplicado a un símbolo. De paso acaban justificando el extraño y excesivo interletrado –no soy el primero en notarlo– aprovechándolo para emular una mano, un abrazo o una cinta que interactúa con los personajes en la publicidad.

optus_2016_16.jpg

optus_2016_06.gif

Eso sí, algunas cosas han permanecido en esta renovación, como el nombre y la peculiar cromática amarilla y turquesa, complementada por otros colores secundarios. ¿Y qué ha pasado con el personaje del bocadillo de conversación que integraron en 2013? Simplemente se lo han comido.

Confieso que yo cambio de zapatos con mayor frecuencia que de coche y de casa, y que ni me planteo cambiar de oficio. Tampoco me gustaría que mis clientes se vieran forzados a cambiar la marca que con tanto esmero hemos co-creado. Pero ocasionalmente las circunstancias dictan lo contrario, especialmente en entornos tan volátiles como los vinculados con la tecnología, una realidad que ha provocado que Optus se replanteara acertadamente su identidad. Dejando de lado los costos implícitos del cambio, honestamente prefiero este resultado que el anterior… y que el anterior del anterior.

optus_2016_11_0.jpg

optus_2016_12.jpg

optus_2016_14.jpg

optus_2016_15.jpg

optus_2016_17.jpg

optus_2016_18.jpg

optus_2016_19.jpg

optus_2016_20a.jpg

optus_2016_21.jpg

optus_2016_23.jpg

optus_2016_24.jpg

optus_2016_25.jpg

optus_2016_26.jpg

optus_2016_04.jpg

optus_2016_27.jpg

optus_2016_30.jpg

optus_2016_31.jpg

 

Categorizado en:

Todo lo que no te han contado sobre branding y deberías saber: cursos que marcan la diferencia 🔝

Posts relacionados

El newsletter sobre branding que buscabas

Recibe tu dosis semanal de branding: actualidad, análisis, recursos, formación con descuento y comunidad.

Nuevos propósitos - Pop up

Crea tu cuenta gratis

Únete a la comunidad Brandemia. Mejora tus capacidades y conecta con los mejores.

➡️ Accede gratis a la primera clase

Quiero mi cuenta gratis 🚀

Aprovecha todo el poder de nuestra escuela. Porque la última
actualización de branding eres tú.

FYI: La valoración de 4,7/5 demuestra que nuestro modelo funciona. Sigue creciendo.

×
×

Recibe tu dosis semanal de branding

Más de 1.000 nuevos suscriptores cada mes mejoran su formación y desbloquean su carrera profesional. ¿Entras o te quedas fuera?

    Comuniza logotipo

    Impulsado por la consultora de branding Comuniza.

    ×

    Antes de contactar con Brandemia, recuerda:

    Necesitamos recopilar tus datos para enviarte la información que necesites y personalizarla según tu perfil. Al aceptar esta casilla, nos estarás dando tu consentimiento para guardarlos en nuestro servidor.

    ¿Cómo protegemos tus datos?

    Todos tus datos se guardarán en un lugar seguro. No los cederemos a terceros salvo por obligación legal.

    ¿Dónde guardamos tus datos?

    Guardaremos los datos que nos proporciones de forma confidencial en BRANDEMIA SLU.

    ¿Y si no quieres que los guardemos?

    Para ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de cualquier dato, escríbenos a info[arroba]brandemia.org.

    ¿Necesitas más información?

    Consulta cómo gestionamos los datos y la información legal en nuestra Política de Privacidad.