Comparte este artículo

El AVE low cost se llamará AVLO y así será su identidad corporativa

14/12/19
Comentarios:

El año que viene el sector del transporte ferroviario será liberalizado, lo que permitirá la entrada de nuevos operadores al mercado. Renfe ha querido anticiparse a esta futura competencia lanzando un nuevo servicio de alta velocidad a bajo coste que comenzará a operar en abril y que quiere hacer accesible la alta velocidad a nuevos públicos que hasta ahora no la utilizaban. Estos nuevos trenes necesitaban un nuevo nombre y una nueva identidad visual y para esto, Renfe contó con la consultora de branding Summa, creadora de marcas como RTVE o Correos

“Cercanía, simplicidad y modernidad son los ejes en los que se basa el enfoque estratégico de la nueva marca”, explica Summa en su nota de prensa. Partiendo de ellos, la consultora llevó a cabo un proceso de naming en el que se generaron cientos de nombres que fueron filtrados de acuerdo a unos requisitos estratégicos, lingüísticos y legales previamente definidos. Entre ellos, en el test llevado a cabo con grupos de potenciales clientes, destacó el nombre elegido: AVLO, acrónimo de Alta Velocidad Low cost, “un nombre corto, agradable, eufónico y con carácter internacional”, afirman.

Visualmente, definen el logotipo como “amable, sencillo y elegante. Formulado en minúsculas para proyectar cercanía y amabilidad, su carácter tipográfico connota sin embargo rigor y eficiencia. El gesto en la “O” que cierra el logotipo representa optimismo y aporta movimiento y fluidez, evocando la conexión entre las ciudades, las personas y sus sueños y emociones”.

A nivel cromático, explican que “el turquesa confiere a la marca luminosidad y carácter digital. Un color que combina con el morado, referencia a la marca madre, Renfe”.

“El diseño exterior de los trenes destaca por los trazos de color que generan sensación de movimiento y aluden a las historias y momentos del viaje y al disfrutar del trayecto”.

Conclusiones

Los nombres abstractos siempre son difíciles de digerir. Nos suenan extraños y no terminamos de imaginarnos diciéndolos con naturalidad en una conversación: “cógete un AVLO y vente para Madrid”. Pero esto es algo natural, ocurre en la mayoría de los casos y no debería de alterar nuestro juicio a la hora de valorar este trabajo de branding. AVLO es un nombre fácil, sonoro, recordable y tiene sentido. Funciona.

Con respecto a la identidad visual, el logo es correcto, nada especialmente reseñable, pero apropiado, sobrio pero con un punto divertido. De la identidad visual me gusta especialmente el hecho de que utilicen grandes masas de morado revistiendo los trenes, ya que establece una dualidad muy clara entre los trenes clásicos, de color blanco, y esta nueva variedad, de color morado, que además es rápidamente asociable a Renfe, su marca madre. Un proyecto moderno y organizado, lo cual considero fundamental para que un nuevo medio de transporte me resulte confiable.