Comparte este artículo

Maserati renueva su logotipo con motivo de su último lanzamiento

Por:
15/09/20
Comentarios:

Maserati, icónica marca italiana de automóviles de lujo, se encuentra inmersa en una nueva era. Tras impregnar de legado su marca y atraer a una gran comunidad de amantes, la compañía planea volver al ruedo con una estrategia apoyada en la electrificación y el mundo de las carreras.

Un cambio que es también un propósito

La primera prueba de este cambio es el lanzamiento de su nuevo automóvil, el Maserati MC20. Un coche dispuesto, más allá de sus prestaciones, a marcar un antes y un después en la historia de la compañía.

Adiós al icónico rojo corporativo

Gracias al nuevo modelo MC20 podemos apreciar las novedades y cambios en la identidad de Maserati. Lo primero que llama la atención es la estilización de su icónico tridente, inspirado en la fuente de Neptuno de la ciudad de Bolonia, ensanchándose y renunciando al rojo corporativo para apostarlo todo al azul en un modelo duotono que aporta mayor elegancia y sobriedad.

 

Más simplicidad, mejor legibilidad

Un logotipo que apuesta por la simplicidad en cualquier lugar donde esté visible. A partir de ahora, sin adornos. Sin contenedores. Sin complementos. 

Para alinear todos sus elementos, Maserati también ha realizado un trabajo en su wordmark. Un trabajo sutil que mantiene el estilo icónico, pero al mismo tiempo encierra cambios importantes. Ahora se aprecia con mayor amplitud y finura en el trazo, y sobre todo la marca apuesta por el acabado satinado en homenaje a la cultura del aluminio pulido, por encima del acabado brillante, presente hasta ahora.

Nuevos códigos para nuevos presentes

Maserati es un símbolo en la cultura automovilística que cuenta con un importante legado en el sector. Y en Branding, legado son iconos y significados que hay que proteger pero al mismo tiempo mantener actuales. El trabajo presentado es un paso adelante que logra refrescar la marca con unos códigos conectados con el presente, mantenerse joven y revalorizar todo aquello que la ha hecho única.

Tendencias en el sector automovilístico: digitalización, sostenibilidad y futuros

Este ejercicio sigue la estela de otros proyectos recientes de actualización de identidades en el sector automovilístico. La simplicidad suele ser el camino habitual para lograrlo, por medio de proyectos que trabajan la renuncia de elementos para obtener marcas más limpias y claras. 

El primer caso es reciente: Rolls-Royce. Una marca que, como Maserati, se encuentra en plena transformación. Para ello, además de construir un universo alrededor de la marca, refuerza y simplifica uno de los elementos protagonistas en su imaginario, el Spirit of Escasy, que ha adornado el cofre de los automóviles Rolls-Royce desde 1911. Un cambio de diseño que acerca la marca a nuevos segmentos de mercado con ADN digital.

Ya en un segmento de mercado distinto, Nissan actualizó recientemente su logotipo a consecuencia de la nueva estrategia corporativa, que busca acercarse cada vez más al vehículo eléctrico. Así, el logotipo busca ser lo suficientemente espacioso como para incorporar luces led que permitieran distinguir esta gama de coches.

Y de la simplicidad a la sostenibilidad. Hace algún tiempo, Opel simplificaba su logotipo y abría un debate interesante en Brandemia acerca de la tendencia “flat” en identidades del sector. En el caso de la marca alemana, el cambio potenciaba el principal elemento del logotipo, el rayo horizontal, y respondía a un compromiso para hacer accesible a todo el mundo el futuro de la tecnología. Un futuro electrificado y responsable con el medio ambiente. Porque, sin el acceso global a los avances, no se podrá mejorar el mundo.

¿Qué implica este cambio en Maserati?

El contexto actual tiende a emplear la marca como polo de inspiración para adoptar lenguajes más sencillos y conceptuales. El cambio de Maserati es un ejemplo más de esta tendencia global en rebrading automovilístico, aunque quizá no sea el más representativo. Al tratarse de una marca con un profundo legado, el ejercicio exige un enfoque quirúrgico y, a pesar de que el resultado ayuda a adoptar un tono más sobrio, un enfoque conservador quizá no sea suficiente para reflejar el alcance real de la transformación que la marca italiana desea adoptar.

 

Tipo: 
Sector: 
Síguenos