Comparte este artículo

La nueva imagen corporativa de Opel no te sorprenderá

02/12/20
Comentarios:

Te proponemos un reto: recordar las últimas marcas automovilísticas que han cambiado su identidad visual. ¿Cómo lo han hecho? Nos vienen palabras como “futuro”, “simplicidad tipográfica”, “digitalización”, “logotipo plano”, “modernidad”... ¿Te suena? Curiosamente, aunque todas estas marcas hablan de innovación, todas han hecho el mismo movimiento para renovarse.

Nos referimos a Maserati, Kia, Audi, Nissan… Un tema del que ya hablamos en Brandemia y que ahora volvemos a retomar con el nuevo logotipo de Opel.

 

 

 

“Una nueva era necesita marcas modernas. Y estas marcas necesitan un diseño claro. Con los nuevos elementos de Opel, expresamos nuestra pretensión de ser distintivos, progresistas, abiertos a lo nuevo y abiertos al futuro”, explica a varios medios el director de marketing europeo Patrick Fourniol.

Un rediseño que abre camino al mundo eléctrico

La nueva identidad de marca de Opel pretende centrarse en lo esencial, con un estilo más fresco y elementos que inspiran modernidad a través de una nueva tipografía, la Opel Next, creada por la agencia Monotype y un nuevo estilo liderado por Velocity McCann.

 

El foco del diseño está en su flash, con un anillo más delgado en el logotipo y la marca nominativa como base. Respecto a la fuente Opel Next, vemos una apuesta por encontrar trazos ligeros, potentes y claros. 

La elección del color también es un elemento para remitir estos valores: un amarillo que busca simbolizar la electricidad para hacer referencia a la era de la automoción eléctrica. Se trata de una apuesta cromática más diferencial que otros movimientos que han hecho marcas de su competencia, inspirada en el nuevo Opel Blitz como emblema del vehículo.

Ahora, la marca se dirige al mundo con un nuevo logotipo, una fuente propia, una nueva gama cromática y el término “Nuevo Opel” para abrir paso a una etapa que habla en digital.

Nos avanzamos a su movimiento: ¿Seguirá Opel los pasos de la competencia?

Al igual que otras marcas como Rolls Royce, las renovaciones de las imágenes del sector automovilístico son cada vez más propósito y menos diseño. Por eso, nos atrevemos a aventurar que Opel, al contar con un importante legado dentro del sector, intentará protegerlo mientras mantiene los significados actuales, como ya hizo Maserati.

El movimiento que ha hecho Opel no es sino una actualización de sus códigos para conectarse al presente, revalorizar su diferenciación y mantenerse joven. Y con seguridad, veremos esta intención en discursos basados en la innovación, sostenibilidad, eficiencia… En los próximos años, ¿quedará alguna marca del sector automoción que no se haya sumado a la tendencia flat? ¿Es suficiente todo lo que están haciendo estas marcas para asociarse como ADN Digital?

Estamos expectantes por ver si en el futuro habrá alguna marca que se aventure en hacer algo diferente (de verdad).