Análisis en profundidad

La curiosa historia del logotipo de los Juegos Paralímpicos

Brandemia_

El logotipo de los Juegos Paralímpicos es prácticamente desconocido. Sin embargo, su diseño oculta una importante simbología. Por ejemplo, ¿sabrías decir qué son y qué simbolizan los 3 ‘agitos’ en rojo, azul y verde?

24 Ago 2021 · 4 min read

Los 3 elementos en rojo, azul y verde —los tres ‘agitos’— del logotipo de los Juegos Paralímpicos no gozan de la fama y la popularidad de sus hermanos, los cinco aros que lucen en el logotipo de los Juegos Olímpicos. Este desconocimiento está influido en gran medida por la corta trayectoria de la competición.

Hay que pensar que las Olimpiadas modernas gozan de un recorrido de más de un siglo. Sin embargo, los primeros Juegos Paralímpicos no tuvieron lugar hasta la edición de Roma en 1960 y tenían un carácter más anecdótico o menos organizado. Por ejemplo, inicialmente, la competición estaba dirigida a atletas en silla de ruedas, pero con los años ha ido evolucionando de la mano de una interpretación cada vez más inclusiva de la diversidad funcional.

No fue hasta los JJOO de Toronto, en 1976, cuando por primera vez fueron incluidos atletas y deportistas con diferentes perfiles de discapacidad en unos Juegos Paralímpicos. Actualmente participan atletas con discapacidad física, intelectual, mental y sensorial, reflejando así el sentido más amplio de este concepto.

El hito que marcó un antes y un después en los Juegos Paralímpicos, fueron los juegos de Seúl en 1988. Tres aspectos cambiaron radicalmente. Por ejemplo, por primera vez, las Paralimpiadas tuvieron lugar inmediatamente después de los Juegos Olímpicos de Verano. En segundo lugar, tuvieron la misma ciudad anfitriona (Seúl). Y en tercer lugar, los atletas pudieron utilizar las mismas instalaciones, participando así en un mismo nivel o categoría.

Otro dato importante: fue en los Juegos de Seúl de 1988 cuando llegó el nacimiento de un emblema que representara los Juegos Paralímpicos.

Primer logotipo de los Juegos Paralímpicos

El primer logotipo oficial de los Juegos Paralímpicos se creó entonces, en 1988, para el evento de Seúl. El diseño quedaba basado, en gran medida, en la insignia icónica de los cinco aros de los Juegos Olímpicos.

El emblema del logotipo de los Juegos Paralímpicos de Seúl lucía una estructura multicolor brillante y sobre fondo blanco, compuesta por cinco Taeguks —formas en ‘pétalos’ o ‘gotas’, como una secuencia en movimiento, que son el motivo tradicional coreano, y que aparecen en el centro de la bandera de Corea del Sur—.

En el logotipo de los Juegos Paralímpicos de 1988, estos elementos relacionados con el yin y el yan, aparecían como gotas colocadas horizontalmente, con el lado más angular situado a la izquierda y curvado hacia arriba.

Cada uno de los pétalos tenía su color, al igual que en el logo oficial de los Juegos Olímpicos —azul, negro, rojo, amarillo y verde—. Además, cada uno de los Taeguks fue colocado en dos niveles o dos filas, como los anillos olímpicos, con tres elementos en la parte superior y dos debajo de ellos.

Objeciones del COI al diseño

La similitud en los colores y la disposición de los cinco elementos llevó al COI a presentar diferentes objeciones sobre este diseño en 1991. Finalmente, en 1994, desde el CPI llevaron a cabo un rediseño de esta simbología.

Los Taeguks del logotipo de los Juegos Paralímpicos quedaron limitados a tan solo tres: rojo, azul y verde (en representación de los colores más utilizados en las banderas de todos los países) y eliminaron el negro y el amarillo.

La composición en el rediseño de 1994 lucía de la siguiente manera: un pétalo verde en la parte superior y en la inferior, los pétalos rojos y azules sobre un fondo blanco. Este emblema abreviado y más sintético permaneció durante 10 años como símbolo en los Juegos Paralímpicos, hasta el rediseño de 2004.

De los cinco Taeguk a los tres ‘agitos’

En 2004, el logo de los Juegos Paralímpicos fue rediseñado nuevamente. La paleta de colores de la versión anterior permaneció, en una versión más oscura, con el fin de aportar más estabilidad y diferenciándose de los colores de los aros olímpicos. Pero más allá del color, el cambio más significativo fue la modificación de los Taeguks, prácticamente hasta su eliminación.
La nueva imagen también estaba compuesta igualmente por tres elementos. Aunque esta vez no eran pétalos, sino líneas arqueadas denominadas ‘agitos’, un término que proviene del latín y que significa “me muevo”. Estas formas perdían su vínculo con los Taeguks y eran más similares a la forma de un bumerán o una media luna asimétrica, a modo de órbitas.

Esas tres líneas tenían la particularidad de haber sido trazadas como si estuvieran rodeando una esfera invisible en el medio. El nuevo logo de los Juegos Paralímpicos quedó convertido en un símbolo de movimiento y dinamismo, que representaba a la perfección el propósito y el espíritu de los juegos.

Con esta adaptación, además, era más fácil utilizar el emblema tanto en su versión a color como en su versión monocroma. Los tres elementos quedaban acompañados de la marca denominativa situada a tres niveles, colocada debajo o una abreviatura “IPC” en mayúsculas negras, colocada en la parte superior derecha del Insignia.

En 2019 el logotipo de los Juegos Paralímpicos sufrió algunos cambios menores. Por ejemplo, los colores de los tres ‘agitos’ cobraron luminosidad y el espacio entre ellos fue modificado para ganar más soltura y equilibrio. Estos cambios hicieron que la insignia fuera más acogedora y amable, sin perder el brillo y el carácter memorable de la versión anterior.

Actualmente, los tres ‘agitos’ son los que acompañan al logo identificativo de los Juegos Paralímpicos organizados por cada ciudad, como es el caso de Tokyo 2020.

Tokyo 2020

Un diseño cada vez más cuidado y adaptado

Cada vez más, los Juegos Paralímpicos van cobrando mayor presencia y protagonismo. En este sentido es importante es comprobar el cuidado que se pone a todos los aspectos del diseño, generando una identidad propia, distintiva que abarca desde el logotipo hasta los pictogramas y las mascotas, sin olvidar las medallas.

Otro aspecto es la adaptación del diseño a las necesidades funcionales de los atletas. Así, por ejemplo, en los Juegos Paralímpicos Rio 2016 se diseñó un logo sensorial. Y en los Juego de Tokyo 2020, las medallas tienen un diseño muy especial. Inspiradas en los abanicos japoneses, las medallas están grabadas en braille y por primera vez tienen hendiduras en los laterales que permiten diferenciar el oro, la plata y el bronce para las personas ciegas.

Para finalizar otro dato curioso. Todas están las medallas hechas de materiales reciclados con restos de pequeños dispositivos electrónicos como teléfonos móviles usados ​​en Japón.

Brandemia despega con más contenidos y muchas novedades

Posts relacionados