Tu newsletter
El newsletter semanal de los branders que quieren saber sobre branding
Tu newsletter
El newsletter semanal de los branders que quieren saber sobre branding
Lo quiero en mi buzón
Análisis

El curioso origen y significado de los símbolos de los naipes

Modesto García

Publicado el 14/02/2017 - Actualizado al 25/01/2024 · 3 min read

Conocer el origen de los naipes, de sus famosos símbolos e incluso de sus juegos más míticos, es una tarea enormemente compleja. El nacimiento de los naipes como herramienta lúdica es tan antiguo que carecemos de una documentación verosímil más allá de hallazgos aislados en diferentes civilizaciones. Por eso todas las teorías al respecto son principalmente especulativas. 

Muchos atribuyen el nacimiento de los naipes a las civilizaciones chinas (por ser los primeros en utilizar tecnologías de impresión y estampado). Lo que sí parece probado es que los naipes empezaron, en primer lugar, a emplearse como instrumento de adivinación para convertirse después en un entretenimiento popular.

En Europa cuentan con poco más de 600 años de existencia. La baraja más antigua localizada en España fue hallada en Sevilla y está fechada en torno al año 1390. Curiosamente, esta baraja ya utilizaba la simbología actual de oros, espadas, bastos y copas.

Los cuatro pilares de la sociedad medieval


A lo largo de la historia, el estudio de estas iconografías utilizadas han generado hipótesis más o menos verosímiles sobre el significado de estos símbolos. Uno de los primeros en teorizar sobre estos significados fue Antoine Court de Gébelin, que en 1781 afirmó que los cuatro palos simbolizaban antiguos estatus de sociedades medievales. Así, asoció las Espadas al soberano, los nobles y los militares; las Copas a los clérigos o el sacerdocio; los Bastos a la agricultura, y los Oros al comercio y el dinero.

¿Y la baraja francesa?


También de origen incierto, se sabe que las barajas con los símbolos franceses ya se usaban en los primeros decenios del siglo XV. La mayoría de las hipótesis tienden a interpretar que estos símbolos son simplemente una versión iconizada de barajas más barrocas como la española o la alemana.

Los que la consideran una simplificación icónica de la baraja española, interpretan que el diamante representa el oro, el trébol al bastos, la pica a las espadas y el corazón a las copas. De hecho, una pica es también una punta de lanza cuya forma puede tener cierta similitud con la pica de la baraja. 

Pero otra teoría afirma que proviene más directamente la baraja alemana, donde encontramos campanas, bellotas, corazones y hojas –con una forma muy similar a la pica–. Pero esta baraja también tiene su origen en la baraja española, por lo que estaríamos hablando de una evolución en tres pasos. De la baraja española a la baraja alemana, y de la baraja alemana a la baraja francesa: 

¿Y quién diseñó la baraja española?


Los inicios de nuestra actual baraja se remontan a 1868, cuando un impresor burgalés de origen francés llamado Heraclio Fournier presentó una baraja litografiada, cuyo diseño fue premiado en la Exposición Universal de París. Sin embargo, este no era el diseño que hoy conocemos. En realidad, el diseño que ha llegado hasta nuestros días es una evolución que desarrolló un pintor llamado Augusto Rius, en 1889, para el propio Fournier. Puedes leer más sobre la historia de esta compañía en Brann.

Y otros símbolos curiosos


Y para terminar, otro dato simbólico de los naipes que no todo el mundo conoce es el referido a los cortes que hay en el contorno de las cartas (imagen inferior). Si nos fijamos en estos contornos, veremos que aunque en los Oros son continuos, no ocurre lo mismo en las Copas (un corte), en las Espadas (dos cortes) o en los Bastos (tres cortes). Esto no es más que una manera de identificar rápidamente los palos viendo únicamente un pequeño fragmento de la carta, aumentando la privacidad del jugador al no tener que desplegar todo el taco. Esta marca se conoce como «la pinta». 

En las barajas francesas, la «pinta» es simplemente una versión pequeña del símbolo en cuestión, que aparece colocada debajo de cada número. 

Aprende branding avanzado con nuestros cursos online

Después de muchos años de experiencia al presentar propuestas a clientes, es comprensible que Arnau Peidro crea que no debemos dar nada por sentado. Arnau Peidro afirma que para vender y justificar propuestas, es fundamental presentarlas de una manera clara, de qué es lo que pedimos y por qué es necesario. Con las herramientas adecuadas y la comprensión de lo que significa presentar propuestas profesionalmente, podemos mejorar mucho su eficacia y evitar cualquier confusión que pueda surgir sobre su valor.

Todo lo que no te han contado sobre branding y deberías saber: cursos que marcan la diferencia 🔝

Posts relacionados

El newsletter sobre branding que buscabas

Recibe tu dosis semanal de branding: actualidad, análisis, recursos, formación con descuento y comunidad.

Nuevos propósitos - Pop up

Crea tu cuenta gratis

Únete a la comunidad Brandemia. Mejora tus capacidades y conecta con los mejores.

➡️ Accede gratis a la primera clase

Quiero mi cuenta gratis 🚀

Aprovecha todo el poder de nuestra escuela. Porque la última
actualización de branding eres tú.

FYI: La valoración de 4,7/5 demuestra que nuestro modelo funciona. Sigue creciendo.

×
×

Recibe tu dosis semanal de branding

Más de 1.000 nuevos suscriptores cada mes mejoran su formación y desbloquean su carrera profesional. ¿Entras o te quedas fuera?

    Comuniza logotipo

    Impulsado por la consultora de branding Comuniza.

    ×

    Antes de contactar con Brandemia, recuerda:

    Necesitamos recopilar tus datos para enviarte la información que necesites y personalizarla según tu perfil. Al aceptar esta casilla, nos estarás dando tu consentimiento para guardarlos en nuestro servidor.

    ¿Cómo protegemos tus datos?

    Todos tus datos se guardarán en un lugar seguro. No los cederemos a terceros salvo por obligación legal.

    ¿Dónde guardamos tus datos?

    Guardaremos los datos que nos proporciones de forma confidencial en BRANDEMIA SLU.

    ¿Y si no quieres que los guardemos?

    Para ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de cualquier dato, escríbenos a info[arroba]brandemia.org.

    ¿Necesitas más información?

    Consulta cómo gestionamos los datos y la información legal en nuestra Política de Privacidad.