Comparte este artículo

Así es la nueva identidad de marca de Zurich

21/04/21
Comentarios:

Después de 150 años de historia, Zurich acaba de renovar su identidad de marca. La introducción del círculo como recurso gráfico, el desarrollo de un lenguaje propio como modelo de expresión, así como una voz y tono más alegres y optimistas, son los puntos a destacar. Y sí, también hay un cambio sutil en el logo. Pero vayamos por partes. 

Si antes la vocación de Zurich se centraba en los valores de autoridad, poder, calidad y responsabilidad, hoy la compañía de seguros apuesta por un aire más optimista y fresco, en sintonía con las inquietudes de las generaciones Millennials y Generación Z. E incide en valores como pluralidad, inclusividad, diálogo y sostenibilidad. 

Un tránsito que va de la tradición a la captación de nuevo público es lo que se desprende del nuevo código visual, mucho más ligero. Por ejemplo, se introduce un círculo como recurso flexible y versátil que cobra vida y se transforma. 

También el tono de voz da un giro para ser más coloquial y cercano al público más joven. Tal y como podemos observar en el vídeo de presentación de esta nueva etapa. Las referencias al medio ambiente, al activismo, a la presencia femenina y los colectivos LGTBI, están presentes. 

El sutil cambio de logo de Zurich

¿En cuanto a las novedades formales en el logotipo? Realmente pocas, pero significativas si pensamos en esos nuevos valores que quiere transmitir la marca. Lo más destacable es el cambio del azul marino característico de Zurich, que ahora suaviza la intensidad a favor de un azul más celeste. Con esta modificación, la identidad presenta un carácter menos serio y formal, y cobra un aspecto más ligero. 

Y si bien es cierto que el azul marino desaparece en el logo, este sí que convive dentro de algunos elementos como un color secundario, como podemos comprobar por ejemplo en los textos y en los elementos gráficos de la web.   

Por lo demás, si miramos el grosor, la tipografía, incluso el tracking, podríamos afirmar que es prácticamente el mismo en ambos casos. Y el nuevo logo es muy similar a su predecesor, de 1997. 

Así, el círculo azul sólido de Zurich con una ‘Z’ en blanco permanece sin cambios. También se mantiene la ‘Z’, con su característica cola curva que se alarga en la parte inferior; lo mismo que el ligero desplazamiento hacia la izquierda de la ‘Z’ para crear la sensación de movimiento.

La duda es, ¿este cambio de logo es suficientemente sustancial para seguir la nueva propuesta de valor de la marca para captar al público más joven?