Una divertida imagen corporativa identifica al nuevo canal infantil de la televisión brasileña

Gloob es el nuevo canal de entretenimiento infantil creado por Globosat, un gigante televisivo brasileño que emite actualmente más de 38 canales. Esta nueva cadena se dirigirá a un público pre-escolar, emitiendo principalmente series y películas infantiles.
Curiosamente, toda la identidad (diseño, animación y producción) ha sido desarrollada por el equipo creativo interno de Globosat, bajo la dirección de Manuel Falcão. Para parte de las animaciones, contaron con el apoyo del estudio Seagulls Fly (http://en.seagullsfly.com/) de Río de Janeiro.

El logotipo nos muestra las letras del nombre, en forma de bloques coloridos, que se disponen irregularmente en un aparente desequilibrio, como si un niño acabase de jugar con ellas y las hubiera terminado por componer de esa manera.

Ya sólo el logotipo, incluso en su versión estática, consigue transmitir perfectamente las principales características de la personalidad del canal: alegría, curiosidad, colorido, juego, travesura…


Pero esta identidad va mucho más allá. El universo visual de la marca se basa en el uso de fondos blancos y limpios sobre los que cobran vida las letras tridimensionales del logotipo. Esto, en apariencia, puede parecer manido y poco novedoso en el sector (ya lo hacen otras cadenas como nickelodeon o syfy), pero Gloob consigue ejecutarlo con un encantador espíritu infantil que plasma en cada animación, transmitiendo los valores de la marca en todo momento, y haciéndonos sonreir y bailotear al ritmo de la cancioncilla creada en exclusiva para la cadena.

Pero además, creo que es muy meritorio ver cómo la identidad ha optado por prescindir de cualquier tipo de personaje o cualquier otro elemento figurativo, típicos en el sector, y ha preferido diferenciarse y fortalecer su identidad mediante el elemento humano, niños reales que interactúan y son parte de la marca.

Con un excepcional despliegue de creatividad y medios, Gloob ha conseguido filmar escenarios donde varios niños juegan con distintas versiones de la marca. Este recurso refueza perfectamente la idea de marca “Gloob is our world”, el mundo de los niños.

Yo creo que el verdadero logro de Gloob, es haber conseguido proyectar semejante universo simplemente con el uso de 5 sencillas letras, evitando la intrusión de personajes y formas gratuitas que sólo restarían personalidad al canal y lo harían diluirse un poco más entre los demás canales de temática similar.

Incluso la elección del nombre es todo un acierto. Gloob es un anagrama de Globo, donde las letras se han reordenado creando esta simpática denominación onomatopéyica. El canal mantiene su vínculo con la compañía a la que pertenece y a la vez crea un nuevo nombre fonéticamente atractivo y afín a su público.

 

Tipo: