Ticketleap replantea su identidad visual

29/06/12
Comentarios:

Ticketleap rediseña su logotipo quitando la rana que lucía hasta la fecha y cambia su código de colores.

La compañía (salta tickets) nació en el año 2003 y fue una de las primeras en crear un servicio online para vender entradas y eventos en Estados Unidos. Su misión era y es "democratizar la emisión de billetes y ofertar experiencias innovadoras para todos." Al menos esta es la argumentación desde la compañía, aunque por lo que hemos podido saber, su principal competidor y líder del mercado: Eventbrite, les estaba dejando atrás en la carrera por conquistar el mercado americano.

Para acortar distancias, Ticketleap decide cambiar de posicionamiento y actualizar su logotipo y para ello le hicieron el encargo al estudio neoyorquino Red Antler (www.redantler.com). Es una empresa desconocía por completo, cuyo portfolio me ha sorprendido gratamente. Es una gran adquisición para vuestro listado de favoritos.

El principal problema que se encontraron con la marca anterior era que, al compararla con la competencia, generaba cierto rechazo, la rana daba un resultado muy pobre que se traducía en la desconfianza de los clientes. Eso por no hablar que era poco funcional y que para web y aplicaciones móviles no funcionaba nada bien.

Tanto el nuevo logotipo como su identidad pretenden ser una revolución, una ruptura radical con lo que tenían anteriormente y que da al traste con su vieja rana sonriente y paleta de color gris verde y azul. Por eso se han optado por colores más cálidos y eléctricos, que pasan de ser planos a funcionar en degradados y masas de color tramadas.

El símbolo como tal se convierte en una especie de “T” recortada de su inicial que es acompañada por un par de flechas cuyo origen no termino de ver claro, me recuerda a las flechas de los tickets de los parkings, pero realmente no sabemos de dónde sale. Y tipográficamente, la marca no muestra nada nuevo salvo el cambio a caja alta y el equilibrio entre los pesos de “Ticket” y “Leap”.  Realmente suprimir el “.com” es algo que no merece la pena ni comentar ya que era algo muy típico de las primeras empresas online que surgieron a principios del 2000.

Ticketleap ahora tiene un logotipo actualizado si, pero poco más nivel de marca. Las comunicaciones son potentes pero podrían funcionar con cualquier otra marca, no se ve una marca anclada a nada. Da la sensación de que en el proceso de creación, han predominado más la funcionalidad, legibilidad y la nitidez en la web o en las aplicaciones móviles, que otra cosa. Denota poco “thinking” detrás… esto suele pasar mucho con las marcas que solo están en Internet. Es algo curioso porque lo que suele hacer que tengan buena receptividad es que las veamos constantemente y se muevan hasta la saciedad en campañas online… pero poco más.

Tipo: