Comparte este artículo

Sin logo ni eslogan, así es la nueva marca turística de Estonia

27/01/17
Comentarios:

Si hace unas semanas hablábamos de la marca turística de Lituania, hoy lo hacemos de otro diseño institucional para un país de la zona, Estonia. Comentaba en aquella ocasión que el crecimiento económico de los países bálticos en los últimos años ha favorecido un desarrollo en el diseño.

El progreso en este ámbito no se traduce únicamente en el éxito de trabajos o estudios puntuales, sino que evidencia un papel activo de las instituciones para ello. No se podría explicar esta cantidad y calidad de proyectos de diseño de origen público sin una administración preocupada por dar con resultados óptimos, en lo funcional y en lo formal. En la importancia del diseño. 

EAS Enterrprise Estonia es una organismo creado en el año 2000 para procurar principalmente asistencia financiera, consultoría y promoción a empresas u organismos públicos. Entre sus funciones también está la promoción del turismo de Estonia y la atracción de inversiones extranjeras. 

A principios de mes EAS presentó el rediseño de la marca país, diseñada por el estudio Eesti Disainimeeskond

Antes

Después

El proyecto se caracteriza por un fuerte carácter conceptual y ecléctico, donde hay una ausencia de elementos formales típicos y predominantes en las identidades turísticas. No hay logo ni hay eslogan. La identidad se construye a partir de la combinación de letras, palabras, formas o imágenes. 

La nueva marca realmente no está definida en origen, se va definiendo en cada aplicación de la misma, siguiendo una serie de pautas reunidas en el portal Brand Estonia.  Los profesionales que vayan a aplicar la marca, a incorporarla en publicaciones o artículos promocionales, crearán la identidad, siguiendo una serie de principios o normas de estilo y mezclando componentes verbales y visuales propuestos en esta guía. 

Dentro de los elementos verbales de base establecidos, encontramos: la letra “E”, la abreviación EST (las siglas ISO del estado) o el nombre completo, ESTONIA, que podrán usarse combinados con otras palabras o frases y con “ingredientes” de la parte visual, esto es: imágenes, colores y cantos rodados. 

Los cantos rodados, característicos de la zona, se usan como formas gráficas que ayudarán a la parte estética del diseño, como refuerzo visual en las composiciones. 

Además, en el portal/guía, los diseñadores tienen a su disposición miles de fotografías, un sistema de iconos y, por supuesto, la tipografía AINO, creada ex profeso para este proyecto, por Eesti Disainimeeskond y el diseñador de tipos radicado en Berlín Anton Koovit.

La guía online irán ampliándose, incluyendo más material, lo que multiplicará las combinaciones y enriquecerá al conjunto. 

 

Conclusiones


Confieso que a medida que he ido descubriendo el trabajo y conociendo cómo está ideado, su organización, herramientas y demás, mi fascinación ha ido creciendo. Creo que es un proyecto redondo, un ejemplo casi perfecto de branding institucional.

Me gusta la tipografía, moderna, versátil. Me gustan los elementos verbales y visuales escogidos, dinámicos, acertados.

Pero por encima de todo, lo que me gusta especialmente es el carácter “constructivo” del proyecto y esa “democratización” bien entendida y coordinada de la marca país. No se impone una imagen estanca, definida por una agencia o un organismo concreto, sino que se ofrecen múltiples ingredientes para que el ciudadano, cualificado sin duda para ello por su propia experiencia vital y su conocimiento de lo que es y no es el lugar, construya su propia imagen del país, su propia identidad institucional.

Excepteur sint occaecat cupidatat non proident, sunt in culpa qui officia deserunt mollit anim id est laborum.

Visto en Brand New

Tipo: 
Tipografia: 
Sector: 
Color: 
País: 
Síguenos

Opina.

¿Te gusta la nueva marca Estonia?