Renace la desaparecida marca British Steel, pero con una nueva identidad

14/06/16
Comentarios:

British Steel, nació en 1967 para convertirse en la mayor productora de acero de Reino Unido. En estos casi cincuenta años la marca ha pasado por varias fases, llegando incluso a desaparecer de manera temporal.  Recientemente, tras largas negociaciones, la compañía ha pasado a convertirse en la unión de varios grupos bajo el nombre original “British Steel”. Un naming con historia, pero ahora con una identidad visual completamente nueva.

logo_british_steel.jpg

Los encargados del desarrollo han sido el estudio inglés Ruddocks, que presentan su diseño como una composición contundente en la que tres barras de acero se combinan con cortes irregulares para dar lugar a un monograma que, dicen, representa las siglas e la marca: B y S.

logo_british_steel_antes.jpg

Logo original

logo_british_steel_despues_0.jpg

Nuevo logo

Una de las grandes aportaciones del estudio inglés está en la paleta de color. Atrás queda el protagonismo de la fría y habitual combinación azul-gris de épocas pasadas, para adoptar un intenso y expresivo naranja como color corporativo, en homenaje al tono del acero en el momento de ser fundido. El azul y el gris se mantienen para usos secundarios y aplicaciones en un tono más sobrio.

13320411_991212514247411_6421117784809356150_o.jpg

british-steel-sign.jpg

El resultado, aseguran desde Ruddocks, es el reflejo de los valores de la nueva marca definidos por el orgullo, la pasión y el rendimiento.

Sin embargo la presentación de la nueva identidad ha venido rodeada de polémica por el gran número de reacciones  provocadas. No olvidemos que se trata de una de las marcas más conocidas en el Reino Unido por su amplia presencia y recorrido. En palabras de  Michael Wolff, director y cofundador de Wolff Olins, para It’s Nice That"Quien sea que haya estado involucrado en este escandaloso trabajo debería estar avergonzado de haber afrontado la resurrección de una importantísima industria británica con una solución tan mediocre, estéril y poco imaginativa". 

bs-workwear.jpg

13305004_991212510914078_5530945269181395041_o.jpg

Conclusión


Es difícil enfrentarse a una marca clásica y salir ileso. Es difícil desafiar con valentía un logotipo que a todos en algún momento nos enseñaron en clase como insignia del diseño. Es difícil volver de una reunión con la tarea de  modernizar algo atemporal. Es muy difícil alcanzar el equilibrio entre rotundidad y armonía que logró David Gentleman en los años sesenta. Pero también es complicado que el resultado de una renovación parezca más antiguo que su predecesor. Decepciona que un proyecto de esta envergadura se resuelva con una solución tan convencional como la elegida, pero sobre todo, es difícil no sentir ya cierta nostalgia por la antigua identidad de British Steel.

british_steel_covers.jpg

british_steel_livery_01.jpg

british_steel_livery_02.jpg

Tipo: 
Tipografia: 
Sector: 
Agencia: 
País: 
Tags: 

Opina.

¿Te gusta este proyecto de rebranding?