Por qué el nuevo logo de la Copa Libertadores no respeta las normas del diseño de marcas

10/01/17
Comentarios:

La Copa Libertadores es el torneo fútbol más importante y prestigioso de América del Sur. Organizado por la Confederación Sudamericana de Fútbol (también llamada Conmebol), este torneo viene celebrándose anualmente desde 1960. 

El mes pasado, en el sorteo para la próxima edición de 2017 se presentó la nueva imagen que identificará al torneo a partir de este año. 

Conscientes de que la imagen anterior no estaba a la altura de la competición, la organización ha querido elevar los estándares del evento llevando a cabo reformas entre las que se encuentra el rediseño de la identidad corporativa, cuya autoría desconocemos.

Antes

Después

¿Por qué el logo no respeta las normas del diseño de marca?


Cuando hablo de no respetar las normas me refiero a que un correcto diseño de logo nunca debería incluir un elemento tan minúsculo y detallado como el trofeo que vemos en la parte inferior de este símbolo.

Esta aportación evidencia que los diseñadores no han sido del todo conscientes de la verdadera finalidad de un logo, y por tanto no se han atenido a las normas por las que debe regirse un buen diseño de marca.

Detalle del logo, donde se ve la silueta de la Copa

Los ‘logos’ (permítanme usar este término como genérico para referirme tanto a logotipo como a imagotipo) son sellos con los que las organizaciones firman sus comunicaciones de manera que cualquiera pueda identificarlas fácilmente. Su cualidad de firma identificativa hace que la mayoría de las veces sea aplicado a un tamaños muy pequeños, ya que lo importante nunca es el logo, sino lo que la organización tenga que decir. El logo, por tanto, queda relegado a cabeceras de webs, pies de página, cierres de spots, camisetas…

Por eso es un error incluir detalles microscópicos en estos diseños. Los logos se basan en la síntesis. Debemos ser capaces de simplificar todo lo posible, hasta conseguir un sello lo suficientemente conciso como para ser eficaz en todas sus expresiones, soportes y tamaños. ¿Acaso somos capaces de interpretar esa minúscula silueta del futbolista si entramos en la página de Facebook del torneo? La aportación es tan pequeña que no tiene sentido que exista.

Si el trofeo es tan importante ¿por qué no lo han convertido en el elemento central del diseño? Si realmente es un rasgo inequívoco del torneo, ¿por qué no se ha capitalizado esa particular silueta?

Este argumento, sumado al exceso de familias tipográficas y a la cuestionable elección de las mismas, hace que el resultado sea bastante mejorable. En cualquier caso, es indiscutible concluir que se ha producido un avance sustancial con respecto al predecesor. 

Tipo: 

Opina.

¿Te gusta el nuevo logo de la Copa Libertadores?
¿Y el nuevo nombre?
¿Estás de acuerdo con la opinión del autor?