Con la colaboración de

Comparte este artículo

Android rediseña su imagen y dice adiós a los nombres de postres para sus sistemas operativos

Imagen de agobern
28/08/19
Comentarios:

Google se pone a régimen y dice adiós a los dulces. Este famoso divertimento nacido en 2009 al bautizar con el nombre de Cupcake al sistema operativo Android 1.5, vino seguido de un amplio recetario de postres (Donut, Eclair, Froyo, Gingerbread, Honeycomb, Ice Cream Sandwich, Jelly Bean, Kitkat, Lollipop, Marshmallow, Nougat, Oreo y Pie) que han acompañado en riguroso orden alfabético a la palabra Android en sus diferentes actualizaciones.

Sin embargo, el actual número de dispositivos que usan este sistema (más de 2.5 millones), ha llevado a Google a replantearse una aproximación a sus usuarios mucho más inclusiva y global. Google argumentó que las letras inducían a error (por ejemplo hay idiomas que no diferencian L y R), lo que supone una dificultad para muchos usuarios a la hora de seguir el orden alfabético y por consiguiente saber si disponen de la última versión de software.

Android es una marca para todo el mundo. Está en su ADN. Así que mejorar la accesibilidad ha sido el motor de cambio que ha generado esta nueva evolución de la marca. 

Así pues, Android Q pasará a llamarse Android 10, cambiando definitivamente la nomenclatura de sus versiones al sistema numérico, cosa que si bien puede resultar menos simpática es inequívocamente mucho más clara y funcional.

Original

2014

2019

Pero este cambio no viene solo. Google ha aprovechado el nuevo lanzamiento del sistema para realizar un rediseño en la marca del sistema operativo.

En 2014 ya se realizó un cambio sobre el logotipo para mejorar su lectura. Sin embargo el nuevo diseño pretende mejorar aun más la legibilidad e integrar en el bloque de marca al irrenunciable robot (Andy o Bugdroid, como queráis), pues hasta ahora el droide iba más a su rollo. Para ello el equipo de diseño de Google se ha quedado con la parte más expresiva del mismo, su cabeza. De este modo consiguen diseñar dos variantes gráficas muy compactas, una para aplicaciones horizontales y otra para aplicaciones más cuadradas.

El logotipo es ahora más fino, moderno y geométrico cosa que lo hace más esbelto y contemporáneo. Además, ha cambiado su color de verde a negro para facilitar su legibilidad. La cabeza del Bugdroid, aparte de algunos pequeños ajustes formales muy sutiles, también ha actualizado su verde a un tono más luminoso. Por último se ha definido una paleta cromática más amplia como parte del nuevo lenguaje visual, también con el ánimo de mejorar los contrastes y por tanto la percepción.

El rediseño es correcto y es fiel a los argumentos expuestos. Haber pasado por la guillotina a Andy es algo que le quita gracia al personaje. Sin embargo la marca gráfica es mucho más consistente ahora. Lo que no puedo evitar preguntarme es porque en una marca tan consolidada como Android, Google no ha hecho como Apple, Nike o Starbucks y se ha quedado solo con el Droide. ¿Que hay más accesible que un signo gráfico? A fin de cuentas una imagen vale más que mil palabras.

Tipo: 
Tipografia: 
Color: 
Tags: 
Síguenos