Comparte este artículo

La Vuelta al Mundo de Vela se rediseña y cambia de nombre

Imagen de mgarcia
29/03/19
Comentarios:

La Vuelta al Mundo a Vela dejará de llamarse Volvo Ocean Race, como lo venía haciendo durante los últimos 17 años, ya que estaba patrocinada por el fabricante de coches sueco. No obstante, el año pasado, Volvo decidió vender la competición a Atlant Ocean Racing Spain, que la ha rebautizado como “The Ocean Race” y la ha sometido a un rebranding para el que ha contado con la colaboración del estudio Mucho, responsable de otros proyectos de marca como Movistar+, Catalana Occidente, Filmin o Telemadrid

Nacida en 1973, la Ocean Race se celebra cada 3 años, convocando a equipos de todo el mundo a recorrer más de 80.000 kilómetros, cruzando cinco continentes y cuatro océanos en nueve meses. De cara a la próxima edición (2021-22), la nueva dirección contactó con Mucho para revisar la marca y prepararla para los nuevos retos que afrontaban. 

Antes

Después

La evolución debía ir más allá de simplemente cambiar el nombre del anterior patrocinador. Mucho redefinió así los valores de la marca, concretó una nueva narrativa, y creó un nuevo lenguaje visual. 
“El objetivo era capturar la esencia y el valor de una marca legendaria a la vez que se abría a nuevas audiencias con una expresión de marca significativa, versátil y atractiva”, explican en su página web. 

Según cuentan, “el papel del símbolo es crucial para expresar el cambio de esencia y narrativa de marca. Sostenibilidad, competición y trabajo en equipo están representados en esta forma sencilla y con movimiento orgánico que simboliza los barcos navegando con el viento en sus velas. El logotipo es una sencilla estructura de mayúsculas que pone el foco en la palabra OCEAN”. 

TypeMates desarrolló una versión personalizada de su tipografía Cera, adaptando la forma de la “A” para que se asemejara a la silueta del barco desde arriba (como en el símbolo).

Se han creado además diferentes versiones del logo para los distintos tamaños, convirtiéndolo así en un elemento responsive. El logo cambiará su versión dependiendo del espacio que disponga para aplicarse (video inferior). Esta práctica ha sido realizada ya por algunas otras marcas, como vimos en este artículo

También se han creado herramientas gráficas para definir el lenguaje visual que acompaña a la identidad. Estas herramientas funcionarán tanto en soportes dinámicos como estáticos. Se observa una colección de formas verticales y horizontales que utilizan los colores corporativos y que están mezclados con tramas inspiradas por los gráficos de “dirección del viento”.  “Todo funciona en conjunto para crear una identidad de marca holística, rica y visualmente atractiva”, explican.

La tramas están inspiradas en los gráficos de 'dirección del viento'. 

Otra parte importante del trabajo era la organización de la arquitectura de marcas (video inferior). “The Ocean Race es el nombre de la carrera y también la marca madre de toda la organización. Las  submarcas se organizan en dos grupos: submarcas estrictas, que comparten el símbolo con The Ocean Race porque son marcas que solo existen como resultado de esta marca madre. Estas submarcas funcionan aportando valor sobre la marca madre. Y por otro lado, estarían las marcas de productos subsidiarios, que tienen su propio símbolo porque se dirigen a diferentes audiencias y socios. Por ahora son The Youth Academy y The In-Port Series, pero se ha creado un sistema para permitir que se añadan nuevas submarcas”.

Conclusiones 

El logo anterior era insustancial, con un aspecto que parecía improvisado y que, desde luego, no estaba a la altura de una competición de esta relevancia. Tampoco se percibía en su aplicación un sistema o unas herramientas coordinadas que trabajasen a favor de una construcción de marca sólida. El trabajo que han llevado a cabo con Mucho aporta justo eso: discurso, foco, herramientas, sistema…

El nuevo símbolo es muy interesante porque alberga mucha creatividad pero a la vez no pretende ser especialmente descriptivo o llamativo. Consigue mantenerse simple y geométrico, con impacto, pero si se echa un vistazo un poco más inquisitivo se pueden ver los barcos escondidos, enfrentados, listos para competir.

Me molesta un poco que las tipografías del logotipo tengan diferente tamaño. La palabra OCEAN aparece un poco más grande, pero es tan sutil que en vez de percibirse una jerarquía, se percibe un pequeño desequilibrio.

Un elemento genial es el de las tramas basadas en los gráficos de ‘dirección del viento’. Me parecen muy evocadoras ya que, sin ser experto en el tema, me remiten inmediatamente a eso y visualmente funcionan perfectamente.

Por último, creo que una cosa que juega un poco en su contra es el hecho de que hayan creado una paleta cromática tan amplia. La competición alberga ya de por sí numerosas marcas y banderas de países, así que los muchos colores de The Ocean Race van a generar más ruido y va a ser más difícil para la marca diferenciarse. Hubiera sido interesante que The Ocean Race se presentase a sí misma con unos colores más definidos, que facilitasen su identificación y su percepción como ente organizador de todo el evento.

 

Tipo: 
Tipografia: 
Sector: 
Color: 
Agencia: 
País: 
Tags: 
Síguenos

Opina.

¿Te parece un buen rebranding para esta competición?