Comparte este artículo

La televisión de Vice se estrena con una identidad totalmente neutra

28/04/16
Comentarios:

Vice es la publicación pionera de lo que ya en plena saturación de medios digitales se descubrió (¡oh, sorpresa!) como la gallina de los huevos de oro de la captación de tráfico: hacer contenidos diferentes e interesantes. Vice ya lo hacía cuando nació allá por los 90 con un espíritu indie (como no podía ser de otro modo) y la intención de hablar de aquello de lo que nadie hablaba y de un modo que los medios generalistas convencionales ni siquiera se habían planteado utilizar. Ahora sabemos que, o haces branded content y content marketing o mueres bajo la indiferencia digital generalizada. Lo que decía… Vice, pioneros de la modernez.

viceland_logo.png

Y como buen medio que ha crecido, el salto a la televisión por cable era algo que tenía que llegar. Especialmente tratándose de un medio que en 2007 ya ofrecía contenidos multimedia (o sea, videos pixelados que se interrumpían cada 7 segundos) únicos y diferenciales. Así que aquí está el canal: Viceland. Bienvenido.

viceland_branding_1.png

Naming


En primer lugar (sí, sí, luego hablamos de la Helvética), querría apuntar que el nombre de la cadena puede sorprender porque uno esperaría algo del estilo de “ViceTV” (demasiado convencional para ellos) o “Channel Vice” (que yo habría propuesto, por gamberro y sórdido), pero Viceland tiene su historia.

Fue el nombre del primer dominio web de la publicación original en papel. Y se matuvo desde el 96 hasta el 2011, año en que fusionaron la publicación digital con su canal de contenidos multimedia VBS.tv bajo el ahora conocido vice.com (con anterioridad, éste era un dominio que ya habían comprado otros individuos; sería fantástico averiguar de qué trataba).

viceland_branding_tarjetas_visita.jpg

El nombre, como decía, me sorprendió un poco porque, efectivamente, parece alejado del nombre que se ha hecho famoso y que ahora es sinónimo de contenidos atractivos y sorprendentes. Pero este componente de nostalgia corporativa es interesante. Y la verdad es que el nombre en sí tiene fuerza, carácter contemporáneo y marca distancia con el nombre de otras cadenas de televisión. Y además lo han culminado con un un tagline sencillamente excelente: It’s a TV Channel. En fin, ¡chapeau!

viceland_branding_exterior.jpg

viceland_branding_exterior2.jpg

Y digo “sencillamente” porque la arquitectura de marca desarrollada por Gretel se basa precisamente en este concepto: gráfica sencilla. Anodina diría yo. Y ahora sí que vamos a hablar de la Helvética.

¿Helvética? ¿De verdad?


Pues sí. Dejemos aparte el debate de si parir un logo con una Helvética es una genialidad o una patillada, que para eso tenemos el espacio inferior de esta página reservado para vuestros comentarios. La estrategia (porque la hay) ha sido no sólo un logo sino una marca muy poco invasiva para que la atención recaiga en lo que Vice vende: contenidos. “No effects, no techniques” cuentan en Gretel en relación a este trabajo. Su fuente de inspiración fueron los flyers urbanos, los catálogos de arte, las páginas de clasificados y cualquier manifestación gráfica desprovista de adornos y un lenguaje sin decoración ni artificios. “Blunt and raw”, como son en Vice.

viceland_branding_animacion.gif

Ni siquiera han pretendido encontrar una tipografía “invisible” un poco más moderna y actual como han hecho los de Yorokobu (que posiblemente hicieron el mismo ejercicio de identidad corporativa). Una Helvética tal cual es. Porque Vice es tal cual. ¿Para qué adornarlo? ¿Para qué esconderlo?

En este sentido, no hay duda que la arquitectura de marca está absolutamente justificada (y sólidamente argumentada). Y en realidad, si lo pensamos bien, este enfoque deja nuestro anhelado debate en agua de borrajas. Si el logo y la marca no tienen intención estética, ¿cómo vamos a discutir sobre su belleza? ¿Nos gusta? ¿No nos gusta? Qué más da. A ellos les importa un bledo, desde luego, porque lo que quieren es que nos centremos en sus contenidos. Y que veamos su canal (para que puedan facturar unos buenos ingresos en concepto de publicidad).

viceland_branding_marquesina.jpg

Sin embargo


Los ejemplos de aplicaciones del logo a distintos soportes traicionan su propio planteamiento “esteto-clasta”. Ahí sí que vemos de forma evidente que, vale, habéis utilizado una Helvética y hacéis como que todo ornamento es prescindible. Pero como en Gretel no son unos talibanes del utilitarismo como Ottl Aicher no han podido resistir la tentación de darle a ese logo tan evidente y sencillo y transparente, tan incorpóreo e invisible unas aplicaciones muy bien construidas a la manera más moderna posible. Y aquí está la clave del estilo. En otro momento, esta explosión de simplicidad y franqueza con los valores de la marca no habría encajado tan bien como encaja ahora. El momento también es ornamento, por descontado.

04_the_unbrand_04_2-1.gif

05_vernacular_behavior_07.jpg

Es muy sencillo


No obstante todo lo anterior, el pequeño sacrificio que supone toda esta hipocresía esteticista también es una gran solución. Porque Viceland se adueña de una gráfica tan especial y a la vez tan universal y transversal que van a conseguir situar la marca top of mind de todo homo sapiens que se pasée por una gran ciudad, ojée un periódico, se vaya al Museo o se fije en los anuncios de “Have you seen my dog?” colgados en las farolas. Esperemos que la campaña de comunicación asociada al lanzamiento del canal se empeñe en conseguir este reconocimiento, porque creo que esa es la clave de su éxito (más allá de sus contenidos sobre gays nazis, moteros ecologistas, los menús más cerdos del Big South o la música más horrible nacida en los peores ghettos de la Gran Manzana).

En resumen, es un buen trabajo porque como (muy posiblemente) va a quedar obsoleto y aburrirá en unos cinco años, al menos la Helvética y ese logo les va a permitir intervenir la marca y modificarla para cuando la moda de lo sencillo se haya extinguido. ¿Y acaso no es ese uno de los musts de una marca? ¿Que su identidad visual sea flexible? Pues Viceland va a tener toda la flexibilidad que necesite, desde luego. Y en Gretel estarán encantados de dirigir su rebranding.

viceland_branding_guias.jpg

viceland_branding_guias34.jpg

viceland_branding_2.jpg

 

Tipo: 
Agencia: 
País: 
Tags: 
Síguenos

Opina.

¿Te gusta esta nueva marca?