Comparte este artículo

La colaboración entre Bilbao y Santander ya tiene logotipo

Las ciudades españolas de Santander y Bilbao comienzan este año un proyecto de colaboración que pretende llevar a cabo iniciativas conjuntas en el ámbito de la Cultura y el Turismo.

Este proyecto queda hoy finalmente plasmado con una marca gráfica, desarrollada por el estudio Jesús Vazquez Comunicación (www.jesusvazquezcomunicacion.com), que identificará todas las iniciativas que se lleven a cabo en esta acción colaborativa. 

Partiendo de un briefing que ya marcaba el claim "tan cerca" y que pretendía centrar la imagen en unión, cercanía, intercambio, sinergías y amistad, el estudio cántabro desarrolló la propuesta que hoy se presenta. La unión de las dos ciudades vecinas queda plasmada gráficamente mediante unas manos que se estrechan en un nudo que da forma a un corazón abstracto.

La disposición del nombre de las ciudades, Santander a la izquierda y Bilbao a la derecha, viene marcado por su posición geográfica. Se ha prescindido del uso de colores asociados a ambas ciudades, para buscar un color en común, un azul turquesa, que referencia a uno de los tonos que refleja el mar Cantábrico que comparten y que potencia la idea de unión.

La tipografía usada para los nombres de las ciudades es la "museo 700". Según el equipo creativo, se ha usado una composición en minúscula para hacer más cercana su comunicación.

"Se trata de una imagen que representa a la perfección el carácter del acuerdo institucional que las dos ciudades hemos planteado, basado en la complementación, en el desarrollo de proyectos comunes, con beneficios recíprocos a través de un movimiento ciudadano y empresarial en dos direcciones", según ha explicado en nota de prensa el alcalde de Santander, Iñigo de la Serna.

A falta de conocer más detalles sobre el sistema gráfico que completa esta identidad corporativa, podemos concluir que estamos ante un logotipo cuyo símbolo resulta evocador, está bien construido y lleno de significado. Sin embargo, considero que los aspectos tipográficos no están a la altura del símbolo. El icono es potente, es contundente, pero la construcción tipográfica resulta demasiado convencional y poco integrada en el conjunto. Se agradece, no obstante, que se hayan evitado los degradados y otros efectos de volumen, manteniendo el dibujo en un solo color plano.

Tipo: 
Sector: 
Color: 
País: 
Síguenos