Interbrand reune la imagen de las aerolíneas Royal Brunei

16/11/12
Comentarios:

Para terminar esta tercera semana del mes, os traemos uno de los últimos trabajos de la prestigiosa consultora de marca Interbrand; concretamente del portafolio de su sede en Singapur, que es la que ha llevado a cabo la renovación de la identidad para las aerolíneas "Royal Brunei" de la que hoy nos ocupamos.

Ubicado al norte de la isla de Borneo, en el sudeste asiático, el sultanato de Brunéi es un pequeño país poseedor de yacimientos petrolíferos y reservas de carbón al que su reducido tamaño no le ha impedido ser el primer exportador de gas licuado del mundo. Independizados del Reino Unido en 1984, se convirtieron en el miembro número 49 de la Commonwealth, aunque para entonces ya contaban con la Royal Brunei Airlines.

Fundada en 1974, esta compañía aérea, de la que el gobierno del país es su principal accionista, tiene como destinos principales las ciudades más importantes del este de Asia, además de cubrir la conocida y comercialmente competitiva "ruta del canguro", que sirve de conexión entre Oceanía y Europa.

Con los nuevos tiempos identificaron la necesidad de replantearse a si mismos completamente, por lo que Dermot Mannion, el vicepresidente de la empresa, proclamó: "…vamos a redefinir la experiencia de vuelos con la Royal Brunei Airlines, comenzando por su identidad visual, y nos embarcaremos en un proceso de renovación integral que transciende la mera campaña publicitaria, comprometiéndonos con nuestro pasajeros a crear un ambiente relajado, tranquilo y de confianza mutua… con la intención de ofrecer un servicio orientado al cliente de clase alta…"

Para llevar a cabo este propósito; como hemos comentado, el proceso de revisión lo completó Interbrand y a lo largo del próximo año se implementará progresivamente en todos los ámbitos. Como podemos observar en las imágenes, la antigua identidad sirve de referente a partir de la cual se ordenan y actualizan los elementos que componen el imagotipo. Por un lado, se mantiene el escudo de Brunéi, presente en su bandera oficial y compuesto por la luna creciente (símbolo del islam), por el "Payung Ubor-Ubor" (o parasol real, que representa a la monarquía) y por la pareja de guantes y las inscripciones en árabe en las que se lee "Brunei, patria de la paz" y se referencia a la shahada, aunque ahora se tinta de un sobrio color marrón, más indicado que el rojo anterior para transmitir ese sentido de mesura y elegancia propuesto.

Este escudo se ordena sobre el logotipo, transcrito ahora con una fuente de palo seco y peso ligero de aire distinguido, y al que, en mi opinión, le sobran las extensiones de la letra "R" -en especial la de la palabra "Brunei"-. A pesar de que la extensión de la primera "R" se entiende como un guiño a la característica inicial antigua, y si bien cuando se emplean las iniciales de forma aislada (como en el caso de la aplicación sobre la aleta caudal del avión) dicho alargamiento funciona relativamente bien, en la versión completa del logotipo se produce un efecto redundante y algo cacofónico que no me termina de convencer.

Por otro lado, el conjunto se completa con la adición del término "airlines" y se superpone sobre un paralelogramo de color amarillo con el que los creadores reinterpretan y sintetizan las bandas del imagotipo anterior, que a su vez, hacían referencia a la bandera del país. En la versión monocroma, las líneas del paralelogramo son discontinuas.

Observando el resultado, y a la espera de conocer el resultado del resto de las aplicaciones que conforman el trabajo -y dejando a un lado el citado desequilibrio que provoca la prolongación de la segunda "R"-, creo que han conseguido, sobradamente, plasmar gráficamente las intenciones de elevar de categoría la marca y construir una identidad sólida y bien planteada. Sirva como ejemplo, la comparativa entre las anteriores promociones de los vuelos con las nuevas…

A modo de conclusión y de forma anecdótica, esta simplificación de la banda colocada en el fondo y la manera en la que los elementos se superponen sobre ella nos hace recordar aquel grandísimo trabajo comentado a principios de año por Modesto, en el que también Interbrand (esa vez era la sede australiana) recurría al empleo de esta figura geométrica para resolver el proyecto del New Theater de Sidney (ver aquí), demostrándonos el modo de imprimir caracteres tan diferentes a los trabajos aún empleando recursos similares.

 

Tipo: