Comparte este artículo

El Principado de Liechtenstein elegirá logotipo mediante votación popular

Los ciudadanos de Liechtenstein de más de 14 años están llamados a votar para elegir el futuro logotipo de este pequeño país centroeuropeo.

Se trata de una votación entre 5 propuestas finalistas, surgidas de un concurso al que fueron convocados estudios y agencias de toda Europa.

Se pidió a los participantes que en sus propuestas intentasen reflejar de manera más o menos explícita los elementos visuales típicos, como los colores nacionales (azul, rojo y dorado), los principios fundamentales del principado (autodeterminación, seguridad…) y una serie de valores (independencia, claridad, humanidad…)

Un jurado profesional ha publicado hoy estos cinco finalistas, que acceden al juicio popular.

El ganador recibirá un premio de 25.000 euros. El segundo puesto tendrá una retribución de 4.000 euros mientras que el tercer seleccionado recibirá 2.000 euros.

Finalistas

Los colores azul y rojo son una constante irrefutable en las cinco propuestas finalistas. Esta primera sin embargo, introduce el color dorado y la corona como expresión de uno de los rasgos distintivos de este país: la monarquía. La forma romboidal y la corona conforman un moderno escudo, un recurso muy utilizado por ayuntamientos y gobiernos para representar sus territorios.

Esta opción vuelve a sumar el dorado a los colores corporativos, en homenaje a la monarquía imperante. La forma que nos presenta no es otra cosa que la silueta del país, simplificada con 3 polígonos. Visualmente me parece la opción más agradable y mejor compuesta pero considero que la forma de este principado no es ni mucho menos su rasgo más reconocible y distintivo.

Los polígonos parecen ser la tendencia en este concurso. En esta propuesta sin embargo, no logro identificar el por qué de esta forma abstracta (si alguien entiende su significado es bienvenido a compartirlo).
Además, los extraños huecos blancos entre los polígonos me transmiten cierta sensación incómoda de boceto inacabado.

La cuarta propuesta también recurre a los polígonos, aunque en este caso suma sombras y con ello cierta sensación de volumen. Pero aparte del significado de los colores, no consigo ver ningún otro rasgo del Principado en este símbolo (de nuevo si alguien puede arrojar algo de luz será bienvenido). Eso sí, visualmente es bastante correcto.

La última propuesta recupera la corona y el dorado, y además plantea el logotipo con recursos diferentes a sus competidores: la letra L y los trazos curvos inspirados en el ondear de una bandera. Sin embargo la composición es extraña, el texto está desproporcionadamente grande y el interletrado es exagerado, lo que hace que todo el conjunto sea excesivamente horizontal.

Considero que el nivel de las propuestas es bastante correcto, sobretodo comparándolo con los decepcionantes resultados de los concursos en España. Desgraciadamente los que no vivimos en este pequeño país no estamos invitados a participar en esta votación pero siempre podemos hacer constancia de nuestra opinión en la encuesta simbólica que se incluye en este artículo. Mi voto para la opción B.

Opina

[poll id="445"]

Tipo: 
Síguenos