Comparte este artículo

El orgullo gay australiano estrena una identidad gráfica que proclama el amor infinito

Imagen de mgarcia
25/11/11
Comentarios:

El anual "Mardi Gras" de Sidney es el evento gay más importante de Australia. Ha evolucionado desde un valiente acto de protesta a una de las fiestas anuales más grandes del país; todo un festival que celebra la diversidad de la comunidad gay y lésbica.

Dentro de la comunidad LGTB, esta fiesta es considerada como una de las más importantes y mundialmente reconocidas, atrayendo a turistas de todos los continentes. Con una estructura bastante similar al conocido orgullo gay madrileño, el "Mardi Gras" recorre una de las principales calles de Sidney en un ambiente festivo, carnavalesco y colorista y se prolonga hasta altas horas de la noche.

La nueva identidad ha sido desarrollada por el estudio Moon, en Sidney. Es alentador encontrar hoy en día identidades tan emblemáticas, tan susceptibles de convertirse en verdaderos símbolos sólidos y perdurables (tanto es así que el director de comunicación y marketing del evento se lo ha tatuado en la espalda).

El símbolo del que hablamos, es un icono de infinito compuesto de dos corazones, una celebración del amor sin límites, en todas sus formas. Pero lo más interesante es que en realidad podemos interpretar muchos otros conceptos en este logotipo: pechos, culos, labios, mariposas...

Creo que es interesante haber creado un sello que huye de tópicos australianos o clichés gay para optar por un símbolo aspiracional y romántico, una expresión del único recurso infinito, el amor.

Me gusta también la tipografía elegida para el logotipo y la comunicación secundaria. Es una fuente elgante y neutra, a la que no se da demasiado protagonismo, permitiendo que toda la atención se centre en el símbolo.

El color, juega un papel muy importante en esta identidad. Es obvio que el color es un elemento fundamental de los movimientos LGTB de los últimos años, que han transformado el drama de las protestas iniciales en una fiesta de alegría y color que ahora, más que protestar, celebra. La identidad creada por Moon utiliza un sistema cromático cambiante que contempla el logotipo en diferentes colores, que combinados, forman una trama interesante que alude sutilmente a la bandera del arcoiris, asociada históricamente al movimiento gay.

Una marca redonda que solo confirma mi convencimiento de que en Australia, se hace buen diseño de identidad corporativa.

Tipo: 
Sector: 
Agencia: 
País: 
Síguenos