Comparte este artículo

El Open de Australia de tenis estrena identidad corporativa

13/10/16
Comentarios:

Ya están a la venta las entradas para asistir a uno de los torneos de tenis más importantes que se celebrará en 2017. Es el Australian Open, uno de los Gland Slams, junto con Wimbledon en Inglaterra, Roland Garros en París y el Open de Estados Unidos. Y, coincidiendo con la venta de entradas, el torneo presenta una nueva identidad creada por Landor Australia.

ao_media_release-02_logo.jpg

Un diseño atrevido para representar a Australia


Mike Staniford, Director Creativo Ejecutivo de Landor explica que “se quería crear un sistema vivo que se pudiera animar de acuerdo con el propio dinamismo del tenis. Un diseño atrevido y enérgico que reflejara este evento deportivo que representa a Australia.” Y, si este era el objetivo del proyecto, la nueva identidad lo consigue.

logo_australian_open_antes.jpg

Antes

logo_australian_open_despues.jpg

Después

La identidad del Australian Open era anticuada y poco original. Junto con el logotipo, en una tipografía común sans serif con escasa personalidad, aparecía un símbolo figurativo y narrativo (un jugador de tenis y un atardecer). El símbolo, que dividía el logotipo, resultaba poco inspirador y no estaba a la altura de este evento deportivo de primer nivel. Pero más allá de este diseño obsoleto para un torneo de estas características, el logotipo no representaba al continente australiano, su modo de vida, su peculiaridad geográfica e histórica o el hecho de que hoy sea un lugar de referencia en el que nacen tendencias cada día. Todo esto hace que Australia sea uno de los destinos más deseados (porque, ¿quién no quiere ir a Australia?) y eventos de este tipo consiguen atraer más turistas y que el continente sea más deseado y conocido.

australian_open_logo.png

Versión vertical

australian_open_banderolas.jpg

El nuevo logotipo que presenta Landor utiliza las siglas de Australian Open (AO) como protagonistas y las otorga el valor de un símbolo. El logotipo, con un peso proporcionalmente muy pequeño respecto a las siglas –o casi diminuto–, se ha diseñado con una tipografía también sans serif y en minúsculas. En este caso, la tipografía elegida moderniza el conjunto, algo que no era difícil.

australian_open_folleto.jpg

El resultado de la nueva identidad es muy sencillo, muy fácil de reproducir y, sin duda, muy valiente. Sin embargo no hace ninguna referencia explícita ni implícita al deporte que representa y tampoco al continente australiano. Por eso, nos preguntamos si este diseño iconográfico, más allá de ser atractivo, tiene sentido para el torneo. Para Staniford “la simplicidad de la marca le otorga la licencia de expresar casi cualquier cosa”. Esto, que puede entenderse como un problema por no identificar nada específico para el Director Creativo es una oportunidad porque “es atemporal y puede ser el vehículo de una reinvención constante.”

australian_open_posters.jpg

Además del logotipo, los patterns


De los elementos que forman el símbolo (el vector ascendente y el círculo) nacen patterns geométricos y gráficamente potentes. Estos serán, casi con seguridad, una de las señas de identidad de la nueva imagen del torneo porque adquieren mucho peso y se aplican en anuncios, redes sociales y gifs. Además, los colores elegidos son azules, verdes y anaranjados, es decir, una paleta bastante convencional pero siempre efectiva.  

Tanto la potencia del símbolo, como los patterns o la gama de colores, parecen que han nacido con una clara vocación online, algo que creo que ya es fundamental en un proyecto de rediseño como este y, en general, para cualquier nueva marca porque los canales online son el epicentro de la comunicación.

australian_open_patrones.png

Nueva marca y ¿nuevo target?


El rediseño de Australian Open es original. Los torneos Glam Slam son eventos clásicos y sus marcas y comunicaciones tienen escasas dosis de modernidad y atrevimiento. Se mueven, en general, en lenguajes tradicionales y no rupturistas que buscan cierto elitismo. El motivo es que el tenis es un deporte que, aún hoy, no se ha democratizado y se relaciona con clases altas de la sociedad porque, aún hoy, un partido de tenis es un evento social VIP.

Y, frente a otros grandes torneos, la nueva marca de Australian Open resulta llamativa porque parece que olvida su target de referencia (mayor, adinerado y poderoso) para acercarse a un público más joven e informal. Por eso, parece que el campeonato pretende con este rediseño atraer a los jóvenes y, también, expresar el rupturismo tan propio del Australia, un continente que, de verdad, rompe moldes. 

australian_open_aplicaciones.jpg

Visto en DesignTagebuch

Tipo: 
Sector: 
Color: 
Agencia: 
País: 
Tags: 
Síguenos

Opina.

¿Te gusta la nueva marca de Australian Open?