El Museo Militar de Holanda presenta su nueva identidad corporativa

16/12/14
Comentarios:

Si la semana pasada escribía sobre la nueva imagen de Kalashnikov, hoy sigo con el tema bélico, aunque algo (sólo algo) más amable.
El fin de semana pasado se inauguró en Soesterberg el Museo Militar Nacional de Holanda, con la presencia del Rey Guillermo.

nationaal_militair_museum_logo.png

El Museo que ocupa una superficie de unos 3500 m2, alberga una extensa colección de objetos relacionados con la historia y el presente del ejército holandés, desde aviones de combate, tanques, uniformes, hasta objetos decorativos y pinturas.
Este espacio ha sido posible por la aportación al acervo de piezas del Museo Militar de Aviación de Soesterberg y el Museo Militar de Delft.

aplicaciones-nationaal_militair_museum.png

El trabajo de identidad ha sido realizado por la agencia Fabrique, de Amsterdam, especializada en estrategia de comunicación y branding.
La identidad, según los autores, combina la amabilidad que proyecta (o debería proyectar) un museo, con el lenguaje visual del Ejército. Una combinación que no es del todo equilibrada, ya que se ha optado por generar un aspecto muy luminoso y colorido en la aplicación de la marca, aspectos que resultan difíciles de asociar al mundo militar.

submarcas-museo-militar.jpg

Diferentes submarcas del museo

El monograma, elemento principal de la imagen corporativa, contiene rasgos que sí podemos vincular a formas heráldicas como es la línea continua que construye las iniciales, similar a las franjas ubicadas en hombros o mangas de los uniformes militares.
Junto al monograma se sitúa el identificador completo, escrito con la tipografía Sansa, al que se le han modificado las M y las N, para asemejarlas visualmente a las iniciales del símbolo. Esta modificación no es del todo acertada, pues desvirtúa innecesariamente la coherencia entre las letras.

transparencia.png

Además de la marca principal, se han creado 3 submarcas para otras tantas sucursales del museo, siguiendo el mismo esquema de línea continua para dibujar los logotipos.
La paleta de colores de las 4 marcas es contundente, con colores muy luminosos, reduciendo al mínimo cualquier referencia a lo bélico. Parecen más unos logos para museos infantiles que para museos militares.
Dentro del museo algunos elementos de la señalética, como las flechas, también se crean a partir de la línea de un solo trazo.

nationaal_militair_museum_senaletica.png

El logo resulta un buen ejercicio tipográfico, interesante como forma identificativo, que junto con el resto de logos de las submarcas, resulta vistoso y bien ejecutado. Sin embargo, la pifia con la modificación de las M y N que no pegan ni con cola con el resto de caracteres y el exceso de colorido, desvirtúan el resultado y lo alejan de la excelencia.

nationaal_militair_museum_website.png

Visto en Brand New

Tipo: 
Agencia: 

Opina.

¿Te gusta este proyecto de marca?
¿Te gusta el diseño del logo?