El Mercado Central de Valencia rediseña su imagen corporativa

17/05/12
Comentarios:

El Mercado Central de la ciudad de Valencia es un edificio de estilo modernista que empezó a construirse en 1914, y que fue construido por Francesc Guàrdia i Vial y Alexandre Soler i March, ambos formados en la Escuela de Arquitectura de Barcelona.

Se trata de uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad de Valencia, que agrupa a casi 400 pequeños comerciantes, que son visitados por 1.500 personas diariamente.

Es el mayor centro de Europa dedicado a la especialidad de frutos frescos, y el primer mercado del mundo que ha afrontado el reto de la informatización de las ventas y distribución a domicilio, desde el día 2 de octubre de 1996.

El día 10 de Mayo de 2012, se comunica en prensa, el resideño de la identidad del Mercat Central de Valência bajo la responsabilidad de Filmac (www.filmac.com), empresa del sector de la comunicación con más de 20 años de experiencia.

Las reacciones en las redes sociales han sido bastantes optimistas al cambio. Sobre todo el destacado salto que han dado, proporcionando valores actuales, y contemporáneos. De entre todos los objetivos a cumplir cabe destacar la versatilidad, el dinamismo, la memorabilidad, y lo más importante, la cercanía al público. Este último punto lo han cumplido mediante el símbolo, la cotorra, ave mítica entre los comerciantes y vecinos desde 1928.

La tipografía ha sido diseñada a medida, llamad "Mercat Display", y será utilizada en los distintos formatos y soportes de comunicación del propio mercado.

Esta imagen supone un gran salto en la forma de comunicarse con el público de este gran punto neurálgico de la ciudad de Valencia. Comunicación y obra arquitectónica forman una antítesis clara. Un choque entre la construcción y la imagen de marca. Algo que por supuesto no tiene porque ser negativo. Ya antes podíamos vislumbrar en su imagen anterior la importancia del propio edificio.

Ahora el Mercado Central de Valencia no es el de ayer, y su gente tampoco lo son, pero si existe una vinculación clara con el pasado, la tradición, el esfuerzo, el trabajo, que serían positivos haberlos trasladado. La raíces arraigadas tienen cabida en una renovación de marca moderna y actual. El mercado puede ser la gente que lo visita,y también puede ser la gente que lo trabaja a diario, y buscar un nexo de unión entre ambos puntos ha sido objetivo cumplido.

Tipo: