Comparte este artículo

El Huffington Post cambia de logo y de nombre en su primer gran rediseño

25/04/17
Comentarios:

Cofundado por Ariana Huffington en 2005, este periódico digital se ha convertido en uno de los portales de noticias virales más leídos del mundo, y actualmente tiene 17 versiones locales en distintos países, entre ellos España, donde podemos leerlo desde 2012. 

Tras el nombramiento de una nueva jefa editorial, el periódico afronta lo que califican como un nuevo capítulo para la compañía, lo que incluye una línea editorial renovada. Para ello, la marca se ha rediseñado completamente, con nuevo nombre, nueva identidad y nueva web.

El proyecto de rediseño ha sido llevado a cabo por la agencia neoyorkina Work Order. El periódico cambia de nombre, pasando a denominarse Huffpost, un término con el que ya se le denominaba coloquialmente. Se rediseña también su web, por primera vez en sus 12 años de historia, mejorando la experiencia de navegación e incluyendo nuevas funcionalidades. Estos cambios se irán implementando gradualmente en todas las versiones del portal.

Antes

Después

Un logo más contemporáneo


Según leemos en su propia web, “necesitábamos un nuevo logotipo para inaugurar nuestra nueva era. Queríamos algo más audaz y fresco para iniciar este nuevo capítulo, pero también queríamos rendir homenaje a nuestro pasado. Ser la primera marca de noticias de nacimiento puramente digital en alcanzar esta escala, ganar un Premio Pulitzer y servir a audiencias diarias es una historia que merece la pena celebrar.”

La marca deja atrás su anodina tipografía con serifa, típica de la prensa clásica, para apostar por una tipografía más contemporánea, una san serif gruesa, en mayúsculas y en cursiva. Se trata de una tipografía National, de la fundición Klim. Esta tipografía se empleará también en los textos del portal, como en sus característicos titulares de gran tamaño.

Nuevo símbolo, con múltiples lecturas


Además presenta un nuevo símbolo, consistente en dos formas verdes separadas por una barra inclinada hacia adelante. Se trata de un símbolo abstracto que puede interpretarse como una “H” muy simplificada, como un camino hacia adelante, o como el típico signo de la barra en una URL; “todo el mundo ve algo diferente, y abrazamos todas las posibilidades” dicen en su artículo sobre el cambio de imagen.

Este símbolo se despliega enmarcando el logo y desvelando titulares, pero también podemos encontrarlo sólo, como icono de app, avatar en redes sociales, etc.

La marca también mejora en sus animaciones, que ahora son más dinámicas y tienen más personalidad. Todas estas animaciones están vinculadas a su nuevo símbolo, que desde su forma inclinada, conduce cada movimiento, tanto para desvelar contenido, como para cerrarlos.

Conclusiones


Para un periódico que pretendía estar a la vanguardia en cuanto a contenido de última hora y a los temas más virales del momento, esta actualización de su marca se hacía urgente. Su antiguo logotipo era demasiado clásico y no casaba bien ni con el tipo de noticias que publicaba ni con el tono joven e informal con el que las contaba.

Aunque de vez en cuando nos ofrezcan artículos más serios o formales, su plato principal es el entretenimiento y el espectáculo, y por eso esta nueva identidad responde especialmente bien al espíritu de Huffpost. Una imagen más sensacionalista, que grita más, y con un aspecto mucho más contemporáneo gracias a esta nueva tipografía gruesa y cursiva y a las nuevas animaciones.

En definitiva, el nuevo Huffpost nos ofrece, con su nuevo logo y, en general, con su nuevo aspecto, una sensación de “BREAKING NEWS!” que no le puede venir mejor.

  

Tipo: 
Sector: 
Color: 
Agencia: 
País: 
Síguenos

Opina.

¿Te gusta la nueva imagen del Huffpost?