Dos finalistas se reparten el premio en el concurso de la marca Bilbao-Bizkaia

Hace un par de semanas os hablábamos del concurso organizado por la Diputación Foral de Bizkaia y el Ayuntamiento de Bilbao para escoger una marca conjunta que promocionara este territorio hacia el exterior, permitiéndole abrirse al mundo, atraer turistas o captar inversiones y talentos (puedes ver el artículo aquí).

El jurado internacional seleccionado para este proceso ha decidido finalmente elegir un diseño y un lema correspondientes a dos propuestas diferentes que se encontraban entre las diez finalistas, una posibilidad contemplada en las bases del concurso. El logotipo ganador corresponde a la agencia Ros y Etcétera (www.ros.es) -finalista 1-, mientras que el lema ganador es una idea de José Gil-Nogués Villén (www.el-tipo.com/) -finalista 7-. De los 40.000 euros de premio, la empresa que ha diseñado el logotipo obtendrá 30.000, mientras que el creador del eslogan recibirá 10.000.

La votación popular también ha influido en la decisión final, pero sólo en un 20%, el otro 80% de los votos correspondía al jurado (los 13.335 votos ciudadanos habían decidido en realidad que este logo ocupase la sexta posición)

 

El logotipo

Se ha seleccionado un logotipo que recuerda al museo Guggenheim pero también a esas esculturas sólidas, monumentales y abstractas de Chillida, Oteiza e incluso Serra.

Con la representación abstracta de un prisma, el nuevo logotipo intenta representar las muchas facetas y caras de esta ciudad y del territorio, como la gastronomía, sus gentes, el arte o la arquitectura.

El jurado valoró especialmente su carácter escultórico, y la combinación de tradición y modernidad que respira. Lo percibieron además como un símbolo directo y con mucha fuerza.

En mi opinión, se trata de un símbolo demasiado abstracto para crear identidad. Sus formas, irregulares y descompensadas, se mezclan y deforman sin sentido aparente, no nos dicen nada, no nos llevan a ningún sitio, y son demasiado complejas como para generar ningún tipo de impacto.

Es cierto que sus formas y colores son sugerentes y estéticamente atractivos, y eso le aporta muchas posibilidades desde el punto de vista creativo y de materialización y exhibición en grandes espacios o paneles expositivos, cartelería o redes sociales, pero esto no es suficiente para una marca que pretende proyectarse con tanta ambición. Se echan de menos líneas más contundentes, directas y memorables.

 

El eslogan

La dimensión de la marca Bilbao-Bizkaia es precisamente la identidad vasca. Esta identidad es la que sirve de unificador para sus habitantes, así como potencia su diferenciación y reconocimiento exterior. De ahí surge el nuevo lema "Be Basque" que nos invita a participar en esta identidad, a asumir los rasgos peculiares de un pueblo único, arraigado en su tierra, costumbres e idioma propios. 'Be Basque' invita a integrarse, a quedarse unos días o una semana de vacaciones.

La idea se representa en inglés, pero es susceptible de ser traducida a cualquier idioma.

Tal y como nos cuenta su autor José Gil-Nogués, "Tal como lo concebí, el eslogan 'Be Basque' refleja la esencia, el ser de algo real, de la persona, del vasco que es, vive, ama y siente en Bilbao, en Bizkaia. Si voy a Bilbao "me hago" vasco, soy vasco. Esta es la idea que subyace en 'Be Basque'. Visto así difiere de otros planteamientos como 'Be Berlin' o, incluso, 'Be Marlboro', 'Be Beauty',..."

Tipo: