Comparte este artículo

Donald Trump estrena logo como candidato... y lo retira por exceso de burlas

18/07/16
Comentarios:

El pasado viernes, Donald Trump confirmaba en twitter que había elegido a Mike Pence, gobernador del estado de Indiana, como vicepresidente para iniciar su carrera hacia la Casa Blanca. Momentos después, el Comité Nacional Republicano publicaba un tweet con una captura de pantalla de un email donde podía verse un nuevo logotipo que simbolizaba este acuerdo. Y aunque no se hacía referencia explícita al mismo, los internautas rápidamente se percataron de la novedad, y comenzaron las burlas. 

trump_pence_logo.jpg

El logo mostraba una combinación de las iniciales TP, de Trump y Pence, junto a unas barras rojas que simbolizaban la bandera americana. Sin embargo, lo que muchos internautas interpretaban en este monograma eran unas claras connotaciones sexuales. 

logo_trump_bromas.jpg

trump_animacion_.gif

Animación publicada por la presentadora Samantha Bee en su cuenta de twitter

Comenzó así una catarata de bromas de todo tipo (puedes ver una recopilación aquí), que finalmente hicieron que Trump retirase el polémico símbolo. Durante el fin de semana pudimos ver en su cabecera de twitter solamente la parte tipográfica del nuevo logo, pero hoy nos encontramos un nuevo diseño que no sabemos aún si será oficial o simplemente temporal. 

trump-pence.jpg

El sábado, su cabecera de Twitter mostraba únicamente la parte tipográfica del logo

Conclusiones


Entiendo que la gente haga bromas con los logos. Está en nuestra naturaleza encontrar asociaciones en las formas abstractas, y en el caso de los logos esto tiene aún más sentido ya que representan conceptos concretos susceptibles de parodiar.

El problema es que cuando tu marca tiene tantos enemigos, tienes que tener mucho más cuidado a la hora de prever estas posibles burlas.  En realidad no hay nada sexual en este logo. Hay miles de monogramas donde las letras se entrelazan de la misma manera, y nadie ha visto ninguna connotación sexual en ellos, pero al tratarse de Trump, una marca tan detestada y parodiada de por sí, esta reacción podía haberse anticipado.

Realmente, no es un mal logo. Simboliza bien la asociación entre Trump y Pence y el uso tan explícito de la bandera americana es muy oportuno. Además, me gusta el hecho de que reduzca el personalismo de la campaña, y ya no hable solo de Trump sino de ambos, y del objetivo común, más que de la persona concreta.

Personalmente, no creo que la respuesta más apropiada ante esta situación sea eliminar el logo. Lo mejor hubiera sido intentar defender con orgullo su verdadero significado y mostrar indiferencia ante las burlas, o incluso abrazarlas y darles visibilidad, como hizo Airbnb con los memes de su logo. Pero supongo que el sexo no puede entrar en la campaña del candidato más conservador de los EEUU, ni en broma. 

Tipo: 
Tipografia: 
Sector: 
Color: 
País: 
Síguenos

Opina.

¿Te gusta el logo presentado?
¿Estás de acuerdo con que lo retiren?