Con la colaboración de

Comparte este artículo

Correos renueva su identidad y lo anuncia a ritmo de trap

Imagen de mgarcia
04/06/19
Comentarios:

Con más de 3 siglos de historia, Correos es hoy la mayor empresa pública existente en España, con más de 51.000 empleados, 8.700 puntos de acceso y 1.700 unidades de reparto, distribuyendo cerca de 11 millones de envíos diarios. Hoy, Correos ha presentado su nueva imagen de marca con el objetivo “abanderar los nuevos tiempos que vive la compañía”.

Según explican en su nota de prensa, en los últimos años Correos ha experimentado una serie de cambios sustanciales, centrados principalmente en la sostenibilidad (entre otros compromisos con el medio ambiente, Correos tiene la mayor flota eléctrica del sector), la digitalización (es, por ejemplo, el primer operador postal del mundo en el que todos sus carteros cuentan con dispositivos electrónicos) y la internacionalización (acaban de lanzar Correos Express Portugal). Por ello era necesario llevar a cabo una actualización de la marca que se alineara con esta nueva etapa de la compañía. El proyecto ha sido desarrollado con la ayuda de la consultora Summa, creadora de marcas como RTVE, Popitas, FC Barcelona o VIBBO.

Antes

Después

Ajustando el logo

La actualización del logo de Correos mantiene la cornamusa y la corona, legado histórico de la compañía, respetando así el primer diseño realizado en 1977 por José María Cruz Novillo. No obstante, este diseño se ha simplificado, adquiriendo un aspecto más limpio y directo, y también más escalable y reproducible a tamaños pequeños. Según explica Summa, “hemos llevado a cabo un ejercicio muy técnico, sutil y respetuoso con la esencia de dicho símbolo, pero que simplifica sus formas y lo hace más liviano al tener más aire entre las líneas. Así, el símbolo está alineado con la filosofía pixel perfect, lo que le permite un mejor comportamiento en espacios reducidos y en soportes digitales, donde la marca está cada vez más presente”.

Eliminando la palabra Correos

Un aspecto muy destacable del rediseño es que han eliminado la palabra Correos del logo, dejando únicamente el símbolo como firma de la marca. Esto es algo que viene haciéndose cada vez más en empresas altamente reconocibles como Facebook, Apple, Nike o Twitter. Según Summa, “apostamos por dar al símbolo mayor protagonismo, eliminando elementos accesorios que añadían ruido y dejando que sea en ocasiones el único elemento identificador de la marca, prescindiendo incluso del naming. Pocas marcas pueden permitirse este ejercicio, que requiere un gran reconocimiento de marca y amplia presencia y penetración territorial”.

Una tipografía propia para Correos

Un elemento importante en la renovación de la identidad visual de Correos es su nueva tipografía, diseñada en exclusiva para la compañía. El diseño se ha realizado con la ayuda de Monotype y se ha bautizado como ‘Cartero’ en homenaje a estos profesionales emblemáticos de la empresa.

Según explica Summa, “la nueva tipografía aporta elegancia y modernidad y refuerza los atributos esenciales del nuevo Correos. Su simplicidad asegura el correcto funcionamiento de la misma en todo tipo de mensajes (desde los corporativos a los comerciales, desde los entornos digitales a los tradicionales) y a la vez hará que perdure en el tiempo sin perder actualidad”.

La etiqueta

Para asegurar la coherencia de la marca a través de los múltiples canales que utiliza, Summa creó un elemento de identificación adicional: la etiqueta. Un rectángulo modular y flexible que identifica de forma trasversal a todas las piezas de comunicación de la marca.

“La etiqueta se adapta a las distintas formas de comunicación, tanto de la marca principal como de sus submarcas y será a partir de ahora uno de los elementos que caracterizarán la identidad de la marca Correos, como lo son sin ninguna duda el cartero o el buzón”, explican.

La trama

También dotaron a la marca de una trama que ayudará a dar vida y dinamismo a las piezas. “La trama parte de la morfología de la cornamusa y aporta alegría y vitalismo a las piezas donde se aplica, formando parte del “kit” de elementos de identidad de la marca, que se conjugan de acuerdo a las audiencias a las que habla y a los soportes en los que se expresa”.

Nuevo eslogan

"Los nuevos tiempos llegan por Correos" es el claim elegido por la compañía en esta nueva etapa. Según afirman, "define de forma contundente el pasado, presente y futuro de Correos”. En alusión a los grandes retos a los que Correos ha tenido que enfrentarse a lo largo de su trayectoria, argumentan que "Correos es una empresa que lleva la transformación en sus venas". 

Dirección de arte

También han creado una línea de dirección de arte específica para algunas campañas de alto valor estratégico. Se trata de un estilo basado en el papel como elemento transmisor, que “busca rejuvenecer las comunicaciones de la marca con las nuevas audiencias”. Para estas piezas de comunicación contaron con el equipo artístico de Sara Riera y Mireia Ruiz.

 

A ritmo de trap

Con la ayuda creativa de Arena Media / MONO Madrid, Correos ha lanzado su nueva identidad a ritmo de trap, y muy pegadizo. Puedes oirlo a continuación: 

Conclusiones

Hay muchísimas cosas bien en este proyecto, empezando por la forma en la que se ha comunicado. No suelo hacer hincapié en esto, pero muchas marcas comunican sus cambios de forma deficiente, sin apenas información o material que justifique las decisiones tomadas, lo cual suele generar insatisfacción y decepción por parte del usuario. Y es que por norma general nos cuesta digerir los cambios. Por eso creo que es importantísimo dedicar esfuerzos a la comunicación de los rebrandings, y en este caso, creo que son ejemplares los videos que se han creado, así como el resto del material visual y las notas de prensa, pero sobre todo, la campaña a ritmo de trap, que me parece cojonuda. 

Y con respecto al proyecto en sí, creo que era muy necesario mantener la simbología de la cornamusa pues está profundamente arraigada en nuestro imaginario colectivo, pero también era necesario modernizar una marca que sigue asociándose inevitablemente a la más antigua tradición postal de nuestro país. Summa ha conjugado perfectamente estos dos objetivos y ha creado una imagen que sin traicionar los rasgos esenciales se ha transformado de forma radical en una marca contemporánea, fresca y dinámica. El ajuste del logo es óptimo, el trabajo tipográfico es profesional, la trama es distintiva, el sistema de la etiqueta es coherente y versátil, el minimalismo es estético y actual… Todos estos elementos funcionan de forma armónica y, además, sobre unos pilares estratégicos bastante concretos.

  

A continuación puedes ver un video en el que explican con mucho más detalle todo el proceso de rebranding: 

* Todas las imágenes del caso pertenecen a Summa

Tipo: 
Sector: 
Agencia: 
País: 
Síguenos