Comparte este artículo

Chermayeff & Geismar rediseña la imagen de los de inversores CFA

22/11/12
Comentarios:

Hace unos días Modesto García analizaba, en este mismo lugar, el rediseño de la ONG “New Visions for Public Schools” a cargo de Chermayeff & Geismar. Una imagen basada en una “V” formada por 3 lineas diagonales ascendentes. Modesto es un gran fan de Chermayeff y compañía, y puso por las nubes el trabajo y la trayectoria del equipo. Coincido con él en reconocer la capacidad de síntesis que demuestran en la mayoría de trabajos y ese gusto por lo preciso de sus identidades. 

Pero, hete aquí, como suele sucederle a las viejas glorias (y a las no viejas y no tan glorias), que el nivel es difícil de mantenerlo después de tanto tiempo. 

La reputada asociación internacional de inversores CFA (Chartered Financial Analyst) Institute ha contado con la ayuda de Chermayeff & Geismar (www.cgstudionyc.com) para el rediseño de su identidad corporativa. Una identidad que no estaba a la altura, con carencias y fallos evidentes a simple vista, tanto formales como conceptuales. 

Para solucionar este despropósito gráfico, C&G ha creado una imagen formalmente más clara y en sintonía con todo el elemento representado y su proyección. 

El isotipo se compone de un módulo de tres lineas diagonales (la linea diagonal que rescata de la anterior imagen) repetida 7 veces y formando un círculo. Los siete segmentos son una evocación de los siete continentes. 

La composición circular de los módulos describe un movimiento tanto hacia el interior como hacia el exterior, representando la afluencia de ideas diversas en esta comunidad más los programas y actividades que convergen en el núcleo central.

CFA Institute lleva a gala su compromiso con la justicia y eficiencia en el mundo financiero. En este sentido, resulta acertada la limpieza que refleja el símbolo y la identidad en general. Incluso la insulsez de la tipografía se asemeja muy conveniente para la transmisión de esos valores. 

La imagen tiene una versión para países, donde debajo de la denominación se coloca el nombre de la delegación correspondiente. 

No hay mucho material para ver la aplicación de la marca, pero se intuye, entre lo que disponemos, que la identidad se aplicará sin mucha historia. El isotipo ejerce de protagonista único, muy divo él.  

Es quizá esa parte la que no me termina de convencer de C&G, son muy buenos creando símbolos y marcas, pero se pierden un poco en el desarrollo. Arrastran el hacer antiguo, donde las limitaciones técnicas obligaban a realizar aplicaciones básicas, muy bien compuestas pero sin exploración de ningún tipo. 

 

Esta identidad parece la evolución de la de la ONG de escuelas públicas que comentaba al principio, las mismas tres líneas, el mismo sabor setentero en la paleta de colores. Como admirador que soy de su trayectoria, me hubiera gustado algo menos previsible y más arriesgado.

 

Tipo: 
Síguenos