Azteca 7 rediseña su imagen metiendo cientos de objetos dentro de su logo

09/12/16
Comentarios:

TV Azteca es uno de los dos mayores productores de contenido para televisión en español en el mundo. Opera dos redes de televisión con cobertura nacional en México: Azteca 13, que se orienta a toda la familia y Azteca 7, que se enfoca en audiencias jóvenes. Es precisamente esta segunda la que acaba de experimentar un rediseño de su identidad, llevado a cabo por la agencia Steinbranding, con sede en Buenos Aires (Argentina). 

El proyecto de rediseño pretende incrementar la penetración de la cadena, abarcar un target más amplio y marcar una nueva etapa donde se mejora e incrementa la oferta del canal. Esta nueva oferta incluye mucho más contenido en vivo, cosa que se ha materializado en un nuevo eslógan: "menos bla, bla", haciendo referencia al contenido grabado que se emitía como relleno y poniendo en valor los nuevos contenidos exclusivos para la cadena que se producirán para su emisión en vivo. 

Antes

Después

A nivel gráfico, las formas del logo se mantienen prácticamente intactas, aunque se modifica la parte textual, incluyendo una nueva tipografía y dándole menos peso a la palabra Azteca en la composición. 

Es en sus texturas donde el logo evoluciona. Como si fuera un recipiente de cristal, el logo se llena de elementos que identifican las diferentes temáticas de la programación: corazones, flechas y besos para hablar de amor; aguacates, pimientos y cucharillas para hablar de cocina; ruedas, cascos y banderas para hablar de fórmula 1… Esto, combinado con tipografías de gran tamaño, líneas diagonales, mucho movimiento y una amplia variedad de colores y texturas, da lugar al nuevo universo visual de la marca. 

Conclusiones

El problema de este rediseño es el exceso de elementos que pretende conjugar. Muchos logos, muchos planos del mismo, muchas texturas, muchas composiciones tipográficas… al final, nada consigue transmitir una imagen propia y cohesionada.

Hay un planteamiento interesante, a nivel conceptual, que es el de utilizar el logo como recipiente para llenarlo de contenido. En ese sentido, consigue que un logo que no es excesivamente brillante, se convierta en algo útil y que apetece lucir.

Sin embargo, en la ejecución creo que la identidad se convierte en algo demasiado caótico y donde cuesta encontrar una lógica. Creo que unas dosis de minimalismo y orden le hubieran sentado de lujo.   

Tipo: 
Tipografia: 
Agencia: 
País: 

Opina.

¿Te gusta el rediseño de Azteca 7?